Asi lo manifestó tras el empate ante Cruzeiro, el entrenador de San Lorenzo. "El empate fue poco premio debido a la dimensión del partido que jugamos", afirmó 
  
   
El entrenador de San Lorenzo, Ramón Díaz, afirmó que a su equipo lo "banca a muerte",  después del frustrante empate sin goles ante Cruzeiro, de Brasil, en la segunda presentación del equipo de Boedo en el grupo 1 de la Copa Libertadores.

"A este equipo lo banco a muerte. Por eso estoy muy tranquilo con la forma en que jugó. Hoy le demostramos a la gente que podemos", explicó Díaz.

"Cruzeiro se encontró con un San Lorenzo superior en todo. El empate fue poco premio debido a la dimensión del partido que  jugamos. Lo único que nos faltó para ganar fue tranquilidad para  definir, pero los muchachos entregaron todo y eso me enorgullece", puntualizó.

Sin embargo el técnico fue realista a la hora del análisis y admitió que "de todas maneras está claro que no se pueden perder más puntos".

Luego el "Pelado" vertió elogiosos conceptos hacia dos de los recién incorporados. "Confirmé que D’alessandro y Bergessio son fundamentales", argumentó.

Y sobre el especial partido del próximo domingo ante "su"  River, anticipó que San Lorenzo "jugará de la misma manera que ante Cruzeiro".

Y sobre la forma en que será recibido en su primer retorno al Monumental, expresó que "la gente de River sabe que siete títulos  en ese club no son poca cosa".