El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, anunció que a partir del lunes habrá una "participación masiva" de los representantes de la producción tambera en el corte de rutas que mantiene el agro para oponerse al aumento de las retenciones.


 


Desde el próximo lunes, los tamberos se reunirán en Rosario con las principales entidades que promueven la protesta agreopecuaria, con el objetivo de hacer más visible el reclamo de su sector.

“Habrá una participación masiva de los productores lecheros, que vienen exigiendo hace tiempo políticas para revertir la difícil situación que atraviesa el sector”, afirmó Buzzi en una reunión con otros integrantes de esa federación.

De esta manera, el paro sumará el apoyo de otro grupo clave en cuanto al abastecimiento de alimentos para la mesa familiar argentina, que ya comienza a notar faltantes principalmente en el sector de las  carnes.

Por su parte, el secretario de la Cámara de Expendedores de Combustible de Jujuy, Gabriel Romaroski, afirmó esta mañana que "en la provincia ya se está sintiendo el desabastecimiento de combustibles".

Además, estimó que "es muy probable que la situación se agrave después del lunes".

"Esta situación la habíamos anticipado y se dio como lo preveíamos. Parece ser que nuestro sector es el único que está viendo la realidad, de que el combustible no llega", destaco Romaroski.

Puntualizó que "desde el gobierno nacional, el provincial y las petroleras se dice que hay pleno abastecimiento, que no hay faltante de combustible", pero remarcó que "el usuario puede observar lo que realmente ocurre en las estaciones de servicio".


 


El convidado de piedra: los consumidores



En ese sentido, Susana Andrada, titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC) informó a minutouno.com que desde esa asociación notaron en las últimas horas “desabastecimiento de carnes y aumento de precios que en la última semana llegó al 10 por ciento”.

“Hay carnicerías que no tiene nada. Algunos supermercados chinos, como no tienen espacio para guardar grandes cantidades, venden lo último que les queda. Y en las grandes cadenas ya comienzan a quedarse sin stock”, afirmó.

Andrada aseguró a este diario que “por el momento es bueno el abastecimiento de lácteos”, pero que de comenzar el paro de los tamberos, puede producirse que los consumidores compren más de lo normal por miedo a los faltantes y se produzca desabastecimiento hacia mitad de semana.

En ese sentido, opinó que el principal problema es que podría generarse “una escalada de inflación” por la utilización de productos sustitutivos y la aparición de “un mercado negro”.

El Gobierno no habla. Hoy tiene un problema con el campo, pero mañana va a tener otro, con los consumidores. Parece que para terminar con las cucharas lo que hacen es quemar la casa. Por eso es necesario apelar al diálogo y la cordura de las dos partes”, manifestó.