*El organismo cuya titular es Maria José Lubertino se cansó del gato de Pettinato y lo denunció, junto a otras instituciones, por discriminador.
*Hasta el momento, el gato no dijo ni miau...
Primero fue el enfrentamiento con Mario Pergolini. Ahora, la ligó uno de sus personajes más recordados y entrañables: el Gato de Verdaguer, aquella mascota que la rompió en Orsai a la medianoche, programa de TyC con el padre de la criatura, Roberto Pettinato y Gonzalo Bonadeo, y que años más tarde apareció en Duro de Domar; hoy se lo escucha en el Show de la noticia (La 100, FM 99.9), envío radial mañanero del cómico conductor.

¿Qué pasó? Sencillo. El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), tan ocupado por estos días, fue uno de los organismos que presentó una denuncia contra la mascota. Sí, contra el Gato de Verdaguer. Al parecer,  el personaje “involucra en sus chistes temas sexistas, homofóbicos, antisemitas y racistas”.

Pero el Inadi no estuvo solo en esta ardua cruzada. También participaron el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) y el Consejo Nacional de la Mujer (CNM). Es que estas dos instituciones, junto al Inadi, conforman el flamante Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión.

La denuncia sostiene en los chistes encontró “un conjunto de contenidos de carácter discriminatorio”. En el análisis, cuenta el diario Crítica de la Argentina, menciona discriminación hacia colectividades, chistes sobre la mujer tomada como objeto, y un trato controvertido respecto de las diversidades sexuales.