*Quiere demostrar que tiramos mucha comida que aún puede comerse.

Pity Álvarez ya no es el único que come comida vencida. Ahora, un británico quiso demostrar que la gente desecha mucha comida que todavía sirve y para ello se alimentó durante quince días pura y exclusivamente de comidas cuya fecha de caducidad había expirado hacía días.



El hombre, que sumó a su hijo de 16 años a la iniciativa, aseguró que no tuvo problemas estomacales tras el experimento, en el que, por ejemplo, comió unos cereales que llevaban tres meses vencidos.



Según publicó el diario Daily Mail, la dieta incluyó, entre otras cosas, salchichas, frutas, huevos, pollo y pan, todos ellos caducados. "Mi mujer dice que soy un imbécil", se sinceró.



A pesar de la salud y el buen aspecto rozagante de este valiente, las empresas encargadas del etiquetado de los productos advierteron de que cada persona es un mundo y, haciendo lo mismo que él, otros podrían haber enfermado.