EFE
EFE

Un terremoto de 5,8 grados en la escala abierta de Richter sacudió hoy la ciudad estadounidense de Los Ángeles (California), donde residen cerca de cuatro millones de personas, sin que se hayan registrado víctimas hasta ahora.

El sismo tuvo lugar a las 11.42 hora local con epicentro a 12,3 kilómetros de profundidad en el condado de Los Ángeles, según informó la organización US Geological Survey (USGS), que en un primer momento tasó la fuerza del terremoto en 5,6 grados.

El temblor agitó con fuerza los edificios de una de las áreas más pobladas de EE.UU., y se dejó sentir especialmente en las localidades de Chino Hills, Diamond Bar, Yorba Linda y Pomona.

El origen del movimiento telúrico se registró a 47 kilómetros del centro de Los Ángeles. California es una de las áreas sísmicas más activas del mundo.

La USGS clasificó el sismo de "moderado", aunque no se descarta que por la proximidad de su epicentro a la superficie se produjesen daños en algunas estructuras.

Por el momento, las autoridades de la ciudad de Los Ángeles no han recibido ninguna notificación de daños personales a consecuencia del terremoto, aunque se han ordenado algunas evacuaciones como precaución.

El aeropuerto de la ciudad, uno de los más activos del país, funciona en estos momentos con normalidad