*Tras el inédito fallo que benefició a Martín Barrantes en su divordio con la modelo Carolina “Pampita” Ardohain, el modelo quiere seguir la batalla.
*Ahora quiere ver presa a su ex y a la abogada Ana Rosenfeld, quien intentó defender a Pampita.

Martín Barrantes todavía está dolido, a pesar de que el Tribunal de Familia Nº 2 de San Isidro le dio la razón en su mediático divorcio con la modelo Carolina “Pampita” Ardohain . La revista "7 Días" lo entrvistó y Barrantes se soltó.


 


"Lo que quedó demostrado con esto es que fui un cornudo de mierda. Esta sentencia es histórica, es un leading case, nunca hubo en la Argentina un fallo de estas características", sostuvo el modelo.

Y agregó: "Hace un año les inicié un juicio penal a Carolina y su abogada Ana Rosenfeld. Quiero un año de prisión para cada una".

"Esta, en realidad, es una separación normal. Por favor, no me relacionen con el divorcio de Huberto Roviralta. Nada más lejos que eso. Acá hay una separación de cincuenta y cincuenta como cualquier matrimonio que se rompe. Algunos meses ganaba yo mucho más que ella, y otros era al revés. Pero acá no hay plata grande en juego. A lo sumo, tendré un resarcimiento de 10.000 0 15.000 pesos, que te imaginarás, no me salvan la vida ni mucho menos. El juez me otorgó el derecho a pedir alimentos por haber ganado, pero por supuesto, yo no los voy a reclamar", contó.


 


Y si alguien pensaba que Martín Barrantes se quedaría tranquilo con el fallo, nada de eso: "Luego del juicio penal le voy a iniciar otro juicio por daño moral y psicológico".