La vedette Adabel Guerrero mostró anoche una faceta, quizás, poco conocida para el gran público, aquel que la ve bailar con gracia y sensualidad en el popular Bailando por un Sueño. Y lo mismo pasó con María Eugenia Zorzenón, la ex de Sergio Velazco Ferrero que mostró un renacido amor por el conductor… Sí, aunque sea difícil de creer.

Guerrero y Zorzenón fueron las dos invitadas que tuvo De Dónde Vengo, el programa que conduce todos los sábados, pasadas las 22, Chiche Gelblung por Canal 26. Adabel habló de su formación en baile clásico y María Eugenia de la “guapo” que lo ve a Velazco Ferrero, con quien protagonizara innumerables discusiones televisivas. 

“Vos sos una mujer preparada y formada en el arte, no me das el perfil de guarra”, le dijo Chiche a Adabel. Es que la entrevista comenzó con el relato de los años en que la rubia se formó en la danza clásica, y de los esfuerzos por los que debía pasar para acondicionar su cuerpo a las exigencias del ballet clásico.

Sin embargo, esta mujer, que logró volver a Bailando por un Sueño en la instancia de repechaje, admitió con gran sinceridad que “en la vida hay que darse cuanta cuando llegás a un techo, y lo mío en el ballet no daba para más... bailé clásico muchos años, pero (en un momento) me di cuenta que había alcanzado mí techo”.

Adabel intentó, entonces, otro camino por el que, no obstante, transitaría poco: la psicología. “Estudié un año psicología, pero me di cuenta que no podía dejar de bailar y me fui a un casting de (José) “Pepito” Cibrian, en el que quedé… ahí entré a hacer comedia musical”, recordó Guerrero.

Adabel hoy recorre las pistas del popular programa de Marcelo Tinelli, al tiempo que dispone de los ingresos que obtiene para pagar, mes a mes, la cuota del auto Susuki Fan modelo 2004 y trata de recomponer la dañada relación que tiene con su vecina, la también mediática, Mónica Farro.

“A mí hija siempre le dijo: ‘mirá que lindo está tu papá, está re buen mozo’”

María Eugenia Zorzenón pasó, años atrás, por cuanto programa televisivo la invitase para hablar pestes de su ex marido, el conductor radial y televisivo Sergio Velazco Ferrero, sin embargo parece que la cosa cambió, tanto que Chiche se asustó.

“De profesión abogada, tiene la imagen de ser la peor ex esposa de todos los tiempos”, la sacudió Gelblung en la presentación. “Sí, de despechada”, acotó ella sin ruborizarse… “Es que me abandonó con mi hija (Camila) muy chica”, se justificó.  

Pero parece que aquellos momentos de declaraciones televisivas cruzadas y visitas a los Tribunales quedaron en el olvido. “Ahora lo veo lindo, es de lo más importante que me pasó en la vida”, confesó mientras Chiche abría los ojos, incrédulo, y soltaba: “pero que te pasa, ¿estás loca?”.

Cuando la entrevista comenzó a menguar, y el conductor empezaba a creer en lo que escuchaba le propuso a Zorzenon que le enviara un mensaje conciliatorio, de amor, a Velazco Ferrero, a lo que ella sólo atinó a responder: “Estaría bueno ir al living de Susana, reconciliada con Sergio”. ¿Ocurrirá?