*Un estudio reveló que las personas pueden tener hasta 150 tipos de bacterias diferentes en cada mano.

Un estudio reveló que todos tenemos las manos sucias pero las mujeres se llevan un lugar privilegiado porque, según un estudio, se encontraron más bacterias en ellas que en los varones.


 


Además, los investigadores hallaron que ambos sexos tienen más tipos de bacterias que lo que esperaban.


 


"Una cosa que realmente es increíble es la variabilidad entre individuos y también entre las manos de una misma persona", le dijo a AP el profesor asistente de bioquímica Rob Knigth, de la Universidad de Colorado, quien es uno de los autores de la investigación.


 


"El gran número de especies de bacteria encontradas en las manos de los participantes en el estudio fue una gran sorpresa y lo fue también que encontramos más diversidad en las manos de las mujeres", afirmó el jefe del equipo de investigadores, Noah Fierer, profesor asistente del departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la universidad.


 


Los investigadores no están seguros de por qué las mujeres presentan una mayor variedad bacteriana que los hombres, pero Fierer dijo que podría tener relación con la acidez de la piel. Knight indicó que la piel masculina generalmente es más acida que la femenina.


 


Otras posibilidades son la diferencia en la actividad de las glándulas sudoríparas y sebáceas entre hombres y mujeres, el uso de hidratantes y cosméticos, el grueso de la piel o la producción de hormonas, indicó. Las mujeres podrían tener también más bacterias bajo la piel de las manos, en áreas no accesibles al lavado.


 


Los investigadores tomaron muestras de las dos palmas de 51 estudiantes y las revisaron mediante un nuevo sistema que permite detectar ADN bacterial.


 


En total identificaron 4.742 especies de bacterias, de la cuales habría hasta cinco en cada mano, de acuerdo con lo que publicaron el lunes en la edición en Internet de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Cada mano presenta en promedio 150 especies de bacterias, concordando apenas cinco de ellas entre personas.


 


No sólo hay diferencias entre las especies en cada individuo, sino entre las manos derecha e izquierda de cada uno, compartiendo apenas el 17%, aproximadamente, dijeron los investigadores.


 


Las diferencias entre las manos dominantes y no dominantes podrían deberse a factores como la producción de grasa, salinidad, humedad o las variaciones en las superficies tocadas por cada mano, indicó Fierer. Al preguntársele si los hombres deberían temer tocar las manos de las mujeres, Knight dijo: "Creo que depende de la chica".