En solo unas milésimas todo está listo para entregarle al cliente sin hacerlo esperar.