Consideran excesiva la condena de 50 años.