La revista Charlie Hebdo había sufrido un atentado en 2011 por publicaciones sobre Mahoma.