Los fuegos artificiales salieron mal y, en vez generar un espectáculo, llenó de humo el lugar.