Ocurrió en Escobar, provincia de Buenos Aires.