Adriano sobre su adicción: "Tiré un año y medio de mi vida"

El delantero brasileño Adriano reconoció hoy haber tirado un año y medio de su vida, atrapado por el alcoholismo, cuando cayó en un profundo estado depresivo después de la muerte de su padre en Río de Janeiro.


 


"Si mi padre hubiese estado vivo, en ese período habría incluso ganado el Balón de Oro, porque estaba tranquilo y jugando en un gran nivel, pero esa desgracia me golpeó tanto que sólo bebiendo lograba dormir", reveló el jugador de Inter.


 


En una entrevista que concedió a la cadena de televisión SKY, Adriano habló de sus problemas personales, pero aseguró que ya forman parte del pasado.


 


Aclaró que con el arribo a Milán de su madre y de su hijo ha vuelto "a ser feliz y a mirar la vida de una manera diferente".


 


"Espero que esta experiencia negativa, que empezó a comienzos del año pasado, me sirva para crecer, había demasiadas cosas que me dominaban y no lograba tener mis problemas fuera de la cancha, ni manejarlos bien cuando jugaba", confesó.


 


Según Adriano, la fama y el dinero no lo ayudaron a superar esa fase crítica de su vida personal.


 


"Tener dinero es bueno, pero la felicidad no se puede comprar, porque cuando uno está mal, ser rico no ayuda para nada", advirtió.


 


Por último, el goleador brasileño lamentó no haber sido incluído en la lista de jugadores con la que Inter disputará la próxima Liga de Campeones, pero evitó polémicas con el técnico Roberto Mancini.

Dejá tu comentario