Balearon la casa e hirieron a un narco de Rosario que cumple arresto domiciliario

Es conocido por su apodo "caracú". Apuntaron a sus piernas "No lo quisieron matar". Para los investigadores le dejaron un claro mensaje

La guerra narco no cesa en la ciudad de Rosario. Anoche una balacera dejo huellas en la casa de un viejo narco con arresto domiciliario y le provocó heridas en sus piernas. "No lo quisieron matar, esto fue un mensaje..." dijo una de las fuentes que intervienen en la investigacion

El ataque ocurrió, en la propiedad de la calle Cullen al 1100 Bis en el barrio conocido como Empalme Graneros. Un hombre golpeó la puerta de la casa y lo llamó por su nombre. Cuando Albornoz salió atendió, el agresor abrió fuego y se dio a la fuga. "Caracú" resultó con heridas en ambas piernas.

Miguel Albornoz, un hombre de 74 años, cumple arresto domiciliario condenado por integrar una banda dedicada al tráfico de estupefacientes. Fueuno de los primeros en instalar una cocina de cocaína en la ciudad de Rosario.

La información oficial dio cuenta de que a esa hora, un hombre golpeó el portón de la casa de «Caracú», lo llamó por su nombre y cuando salió le disparó. Luego corrió hasta una moto que lo estaba esperando y se dio a la fuga.

Albornoz resultó herido en ambas piernas y en el lugar se recogieron 7 vainas servidas.

Dejá tu comentario