Central y un heroico triunfo en el clásico



  • A pesar de terminar jugando el clásico rosarino con dos jugadores menos, Rosario Central venció por 1 a 0 a Newell's, y tuvo un cuádruple festejo ya que además ganó su primer partido del campeonato, salió de la zona de la promoción y hundió un poco más a su rival en esa zona.

 


Otra versión del clásico rosarino se puso en marcha con muchas urgencias, porque ambos equipos se ubican en los puestos de descenso y los dos salieron pensando en obtener los tres puntos.


 


En un partido de estas características siempre se espera mucha emoción, pero como pasó con todos los partidos del fin de semana, la lluvia atentó contra el trámite del encuentro, ya que tanto Newell's como Rosario Central no podían hacer pie en una cancha embarrada.


 


El fútbol se hizo ausente durante los primeros 45 minutos, sólo se vio mucha pierna, mucho roce, y aquí los arqueros eran espectadores de lujo, aunque el calificativo de lujo le quedó muy grande a un partido muy aburrido.


 


La única emoción llegó al final, cuando en una jugada más que violenta el jugador de Central, Gervasio Núñez, fue a trabar una pelota con Bernardello con las dos piernas hacia adelante, aparentemente sin mucha intención de jugar la pelota, a lo que el árbitro Federico Beligoy no dudo en mostrarle la roja.  


El comienzo del complemento siguió con la misma tónica, poco fútbol, mucha fricción y pocas situaciones de gol en ambos arcos.


 


Era cuestión de minutos para que Central comenzara a sentir el desgaste por estar jugando con un jugador menos, y esto comenzó a ocurrir aproximadamente a partir de los 15 minutos, lo que le sirvió a Newell's para empezar a presionar a su rival contra su arco. Los de "Pomelo" Marini buscaban por todos los sectores, pero de forma desprolija, con más ímpetu que fútbol.


 


Y cuando más cerca estaba el local de abrir el marcador, llegó el baldazo de agua fría. Una pelota perdida le quedó para la contra al colombiano Martín Arzuaga, que la tiró larga y cuando el defensor del rival llegaba a interceptar, el delantero pudo puntearla para Damián Díaz, pero fue golpeado y cayó. Inmediatamente, Beligoy cobró penal para sorpresa de todos. El colombiano se hizo cargo del remate, y lo cambió por gol. El resultado no era justo, pero los de Carlos Ischia aprovechaban al máximo su única chance.


 


Newell's tuvo que presionar para ir en busca del empate, y se le abrió otra puerta para tener más facilidades, que no supo aprovechar, porque en una reacción censurable Emiliano Pappa tomó un proyectil que le habían tirado y lo arrojó contra la tribuna, todo esto en la cara del árbitro, por lo que vio la tarjeta roja en el momento.


 


A partir de ahi Central cuidó el resultado, ante un local que no supo que hacer cuando tenía dos jugadores más en cancha. De esta manera, el equipo auriazul consiguió la primera victoria del torneo, que le sirve para descomprimir la situación y salir de la zona de la promoción, mientras que su derrotado se hunde en la zona del descenso.

Dejá tu comentario