¿Qué usas?, ¿Quién sos?: El vestido por dentro

El vestido se comunica y existe un dialogo entre tu piel y él. La cara interior de la vestimenta puede ganar protagonismo o también mostrar tu verdadera forma de vestir. Si esta mal, si es de poca calidad y si lo que elegís para cubrirte tiene mucho poliéster o mucho nylon se sabrá por el interior de tu prenda.


 


La relación interior-exterior esta ligada no solo con lo constructivo. Lo que se ve y lo que no se ve, las terminaciones de confección es algo muy importante. La relación de calidad de prenda se capta sensorialmente. Es lo que siente una mujer en un hombre cuando usa algo de verdadera calidad.


 


Una prenda pierde valor si una etiqueta es mal bordada o mal pegada porque producirá irritación o picará, o se notará por fuera. Una costura con hilo de nylon puede cambiar completamente la calidad de una prenda y convertirla en una ‘común’.


 


Para calificar una prenda, se la evalúan los rasgos constructivos de su interior y son, lamentablemente, muy pocos los diseñadores en la Argentina que diseñan pensando en el interior de sus confecciones.


 


Hay muchos recursos de gran maestría en la elaboración de una prenda.


 


Los trajes que vienen con un hilo hilvanado en los hombros indican mixtura fina, como en Christian Lacroix, Ralph Lauren, como Ermenegildo Zegna.


 


Hay una clásica marca de vestidos de novia, Iara, que se caracteriza por la calidad de la terminación de un vestido. El ruedo está hecho todo a mano.


 


Diseños como Hernan Fragnier, Fabián Kronemberg son vestidos que al derecho o al revés son excelentes.


 


Evangelina Bomparola o Mariano Toledo, María Marta Fachinelli o Laura Valenzuela, son algunos de los jóvenes diseñadores que forran cada botoncito con la misma dedicación que la elección del género.


 


El interior de una prenda es “calidad”. Hacen la descripción de cómo esta hecho. No funciona como un simple adorno. En la calidad los adornos están de más.


 


La calidad habla de cómo se hizo, quién lo hizo y, sobretodo, de quién lo usa.


 


Fabián Medina Flores


Asesor de imagen y moda.

Dejá tu comentario