Cuatro fórmulas justicialistas en la lucha por la gobernación

Jujuy elige el domingo 28 nuevo gobernador, y no será una elección normal con la clásica dualidad justicialismo–radicalismo, porque el peronismo llega dividido en cuatro fórmulas que apoyan la candidatura nacional de Cristina Fernández de Kirchner.

El 10 de diciembre, el gobernador justicialista Eduardo Fellner debe dejar su cargo, ya que cumplió su segundo mandato, y por la Constitución no puede ser reelecto otra vez.
 
Uno de los partidos que compiten por la gobernación es el Frente para la Victoria, con el vicegobernador Walter Barrionuevo como candidato a gobernador y el diputado Pedro Segura como vice. Esta fórmula tiene el aval del presidente Néstor Kirchner, por lo que cuenta con ventaja.
 
Otros partidos dentro del justicialismo decidieron abrirse del fellnerismo. Así surgieron el Frente Primero Jujuy, con el diputado nacional Carlos Daniel Snopek como candidato a gobernador; el Frente Unión por Jujuy, con el diputado nacional Rubén Daza; y el Frente por la Paz y la Justicia, gestado por el intendente peronista José Martiarena, que se alejó del PJ e impulsa a la profesora Gloria Quiroga.
 
La oposición competirá representada por el Frente Jujeño, con la fórmula Alejandro Nieva-Pablo Baca, con importantes dirigentes de la UCR. Esta lista se presenta con el aval del candidato a vicepresidente de Roberto Lavagna, Gerardo Morales, también presidente del Comité Nacional de la UCR.
 
El kirchnerismo descuenta poder mantener a Jujuy como una provincia oficialista. Al parecer, no le será tan difícil, porque la lucha por el poder es entre miembros del mismo partido.

Dejá tu comentario