Cuatro gobernadores, muchos conflictos

Desde que el Presidente Néstor Kirchner dejó la gobernación en Santa Cruz para asumir en el Poder Ejecutivo, cuatro hombres pasaron por su lugar.

Primero fue Héctor Icazuriaga, vice de Kirchner en la fórmula de 1999, a quien le tocó terminar el mandato cuando el Presidente juró en la Casa Rosada. 

En las elecciones de diciembre de 2003, Sergio Acevedo, primer jefe de la SIDE, fue el elegido de Kirchner para ser candidato. Ganó la elección con comodidad, en un momento de tranquilidad en la provincia.

Acevedo quiso traer los fondos de Santa Cruz que el Presidente había enviado al exterior, pero nunca tuvo real autonomía y siempre necesitó la aceptación de Kirchner para poder actuar. 

En marzo de 2006, Acevedo renunció superado por la crisis en General Las Heras, aunque en público argumentó que dejaba el cargo por “motivos personales”. Los incidentes habían dejado un muerto, luego de las protestas de trabajadores petroleros que pedían cambios en el impuesto a las Ganancias.

En lugar de Acevedo asumió, en marzo de 2006, Carlos Sancho, que era el vicegobernador. Duró apenas un año en el cargo, tiempo que sirvió para que el descontento social crezca aún más.

En mayo de 2007, Sancho renunció tras una represión a trabajadores municipales que protestaban en Río Gallegos. En su lugar asumió Daniel Peralta, que ahora busca quedarse con el voto de la gente.

Dejá tu comentario