Vuelven los museos en la Ciudad: ¿cómo es el protocolo?

Cultura

Con reservas de turnos, horarios limitados, propuestas al aire libre y estrictos protocolos sanitarios, varios museos vuelven a abrir sus puertas al público.

Con medidas de higiene, recorridos acotados, propuestas alternativas al aire libre, reservas de turnos y horarios limitados, los museos de todo el país comenzaron a abrir sus puertas para volver a ofrecer la experiencia artística presencial.

Tras siete meses de virtualidad, los museos argentinos articulan juntos una suerte de ola de reaperturas que genera desafíos y llama a repensar el rol del arte en medio de la pandemia.

El Museo de Arte Moderno, el de Bellas Artes, el Malba, la Fundación Proa, el Museo de la Inmigración y la Fundación Andreani, son algunos de los espacios que están listos para volver a recibir público en la Ciudad de Buenos Aires.

Con la inauguración de una muestra del artista Nicanor Aráoz curada por Lucrecia Palacios, el Museo de Arte Moderno reabrió el viernes, también con la habilitación de las salas de las exposiciones temporarias ya inauguradas.

"Sergio De Loof: ¿Sentiste hablar de mí?", "Mildred Burton: Fauna del país" y "Santiago Iurralde: La pintura desnuda", y la exposición permanente "Una llamarada pertinaz: La intrépida marcha de la colección del Moderno", son algunas de las opciones que ya reciben público.

Los primeros visitantes pautaron su visita de forma on line, se presentaron con tapabocas y, al momento de ingresar, se les tomó la temperatura corporal que no puede superar los 37,5. Una vez en la sala, la señalización pide respetar los dos metros de distanciamiento.

El Museo Nacional de Bellas Artes reabre sus puertas este sábado y, con reserva previa, se pueden recorrer las salas de la colección permanente ubicadas en la planta baja y así reencontrarse con las obras de arte argentino del siglo XIX, arte europeo de los siglos XVI al XIX.

Además están las colecciones Guerrico y Hirsch, parte del acervo permanente. Más adelante se habilitará el acceso al primer piso, donde se montará una exhibición con obras del artista Cándido López.

Pueden recibir público con aforo de una persona cada 1 metro cuadrado, con tapabocas, bajo la modalidad de reserva previa y de lunes a domingos entre las 10 y las 20.

Además, se diseñarán circuitos de recorrido en sentido único para impedir acercamientos imprevistos y algunas salas diseñan aplicaciones para reemplazar la folletería de los catálogos.

El jueves próximo será el turno del MALBA, con una primera semana de acceso gratuito. A través de la web, estará disponible un cupo de 60 entradas por hora para respetar el aforo reducido.

Se prevén recorridos de circuito único por las exposiciones "Constelaciones" de Remedios Varo que continúa hasta febrero de 2021 y la nueva puesta de la colección "Latinoamérica al sur del Sur". En esta primera etapa, no están habilitadas las visitas guiadas ni el auditorio.

La Fundación PROA ya habilitó su terraza con confitería y la librería, y el sábado 14 abrirá las salas. Fundación Andreani, en tanto, trabaja en detalles arquitectónicos y planea abrir a fines de noviembre con dos muestras, una de Gian Paolo Minelli y otra de Mariano Sigman y Mariano Sardón.

El Museo de la Inmigración, dependiente de la Universidad Tres de Febrero, también reabre este sábado. Gran parte de las salas tenían una propuesta experimental y exploratoria que será reemplazada con una aplicación.

El resto de los museos nacionales reabrirán cuando acondicionen su infraestructura a las pautas que diseñó el Gobierno Nacional y, en forma paralela, desde la Dirección Nacional de Museos lanzaron "Museos abiertos al cielo", un programa de actividades gratuitas para promover la función recreativa con propuestas presenciales pero en espacios abiertos.