Cinco libros con historias de migrantes forzados en un mundo que se esmera por no verlos

Cultura

Muy de tanto en tanto los medios vuelven a posar su mirada sobre el drama de las migraciones forzadas que, de tan cotidiano, parece haberse vuelto invisible. Pero sigue ahí. Siempre. Aunque no lo veamos. Aquí te dejamos #CincoLibros con historias de migrantes para comprender mejor la dimensión de esta tragedia.

A partir de la invasión rusa a Ucrania, por primera vez en la historia, el mundo superó el umbral de los 100 millones de personas desplazadas. Para dimensionar la magnitud de este drama la agencia de la ONU para los refugiados, Acnur, recordó que estas 100 millones de personas representan más del 1% de la población mundial y que solo 13 países tienen una población superior a este número.

Se trata de migraciones forzadas a causa de la violencia, de la economía e incluso, y cada vez más, por cuestiones climáticas.

El Acnur también advirtió que en 2021 la cantidad de migrantes muertos en el mar intentando llegar a Europa se duplicó con respecto al año anterior. La mayoría de las travesías marítimas se hacen a bordo de embarcaciones neumáticas abarrotadas y en mal estado, muchas de las cuales se desinflan o vuelcan en medio del Mediterráneo.

La situación podría empeorar a futuro, ya que "la continua inestabilidad política y los conflictos, el deterioro de las condiciones socioeconómicas y el impacto del cambio climático pueden aumentar el desplazamiento" de las personas advirtió Acnur.

Para comprender un poco más este drama que apenas muy de tanto en tanto vuelve a suscitar la atención de los medios de comunicación todo el mundo, acá te dejamos #CincoLibros con historias de migrantes para comprender mejor la dimensión de esta tragedia.

1. No somos refugiados; Agus Morales

Morales.jpg

En No somos refugiados el periodista catalán Agus Morales siguió los pasos de los migrantes en distintas partes del mundo. Mientras camina a su lado habla con ellos. Escapan de Siria, Afganistán, Pakistán, República Centroafricana, Sudán del Sur, atraviesan México desde distintos países centro americanos siguiendo el american dream que creen los espera al otro lado del Río Bravo ( o Río Grande según de que lado del río uno se encuentre). Conversa con los que tuvieron la suerte de poder ser rescatados del Mediterráneo y con quienes, ya en Europa, sufren la humillación de quienes ven en ellos un peligro.

"Vivimos en un mundo de éxodos", asegura Morales y descubre algo que de tan obvio parece que no muchos pueden, o sencillamente no quieren, ver: quienes huyen son personas como cualquier otra, con los mismos sueños, los mismos miedos y las mismas preocupaciones.

2. Una luna, Martín Caparrós

caparros.jpeg

En Una luna Martín Caparrós emprende a lo largo de un mes (una luna) un viaje que lo lleva de Kishinau a Monrovia, de Amsterdam a Lusaka, de Pittsburgh y París a Johannesburgo y Barcelona con un encargo de la ONU: entrevistar a jóvenes migrantes de muy diferentes clases.

A lo largo de un ciclo lunar habla con mujeres traficadas, refugiados de guerra, balseros, niños soldados, trabajadores, estudiantes y muchos más que, cada cual a su manera, buscan lugares nuevos para intentar vidas distintas.

En ese camino Caparrós se encuentra con Natalia, una joven campesina moldava vendida por su marido a una red de prostitución extranjera; con Richard, un niño exiliado de las guerras civiles de Liberia, testigo de masacres, incluso la de su familia; con Freddy, integrante de las maras de El Salvador; con Koné y Adama, dos jóvenes de Costa de Marfil y Burkina Faso que demoraron años en llegar a Europa “para nada” y con Kakenya, una muchacha enviada por su tribu a estudiar a Estados Unidos.

Una luna es un libro imperdible.

3. Me llamo Adou; Nicolás Castellano

Castellano.jpg

En 2015 más de un millón de refugiados y migrantes llegaron a Europa intentando escapar de la muerte o de la pobreza. Entre ellos estaba Adou cuya imagen recorrió el mundo. Por un día (una vez más sólo por un día tal como sucedió con la muerte de Aylan, el pequeño niño sirio cuyo cuerpo fue encontrado en una playa turca cuando intentaba llegar con su familia a Europa) la imagen de este pequeño migrante apareció en los medios de todo el mundo.

Encogido y escondido en el interior de una valija, Adou fue descubierto por el escáner de uno de los puestos de control del Tarajal, Ceuta. A la sorpresa de los funcionarios de migraciones por lo que veían en el escáner le siguió la conmoción del resto del mundo.

Me llamo Adou es la historia de Adou Neri Ouatara. Pero es también la historia de su familia, de la separación y de los desesperados intentos por volver a estar todos juntos. Es la historia de miles de niños y de sus miles de familias de cualquier parte del mundo que se ven forzados a abandonar sus hogares.

4. Volver a casa; Yaa Gyasi

Gyasi.jpg

A diferencia de los libros anteriores que recogen testimonios de vidas reales Volver a casa es un libro de ficción. Es la primera novela de la escritora estadounidense de origen ghanés Yaa Gyasi, que transcurre a lo largo de diez generaciones de una misma familia.

Hijas de una misma madre y de padres pertenecientes a dos etnias distintas, Effia y Esi nunca llegan a conocerse. La descendencia de Effia permanecerá en Ghana mientras que Esi es capturada por traficantes de esclavos y obligada a emigrar para ser vendida y trabajar en los campos del sur de los Estados Unidos.

La historia, que se desarrolla a lo largo de casi cuatro siglos entre la costa suroccidental de África y Estados Unidos, nos muestra los muy distintos caminos que siguió cada generación de esta familia partida. Volver a casa es una novela cautivante ante la que nadie podrá permanecer impávido.

5. Extraños llamando a la puerta; Zygmunt Bauman

bauman.jpg

En Extraños llamando a la puerta el sociólogo Zygmunt Bauman aborda el fenómeno de la migración con el objetivo de derribar mitos y esclarecer miradas sobre este tema. Bauman aborda la migración desde Europa y su impacto en los países del primer mundo donde los migrantes son utilizados como chivo expiatorio para la exaltación de posiciones xenófobas, nacionalistas y racistas que a la vez son potenciadas y reproducidas por muchos medios de comunicación que crean estereotipos o estigmas en torno a los migrantes.

Siendo él mismo un migrante judío que huyó de Polonia hacia el Reino Unido tras la invasión de la Alemania nazi en 1939, Bauman construye un recorrido que nos invita a replantear lo que creemos saber sobre las migraciones forzadas y echar luz sobre los discursos y posiciones xenófobas y racistas.

Embed

Dejá tu comentario