A 77 años de la caída del Tercer Reich, cinco libros contados en primera persona sobre la Segunda Guerra Mundial

Cultura

Estos #CincoLibros (que en realidad esta vez son seis) tienen un denominador común: presentan las voces, sin mediaciones, de quienes tuvieron a padecer los horrores de la peor tragedia del siglo XX.

El 9 de mayo de 1945 Alemania se rindió de manera incondicional ante las ejército soviético en Berlín. No era sin embargo todavía el fin de la guerra más devastadora de la historia. Luego vendrían los ataques de los Estados Unidos con bombas nucleares a las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. Pero la rendición de Alemania sí anticipó lo que ya se preveía desde el desembarco de Normandía en 1944, el fin de la guerra.

Se trató de la guerra más mortífera de la historia. Se calcula que entre 50 y 70 millones de personas, el 2,5% de la población mundial, murieron entre 1939 y 1945 como consecuencia de los bombardeos, combates y del plan de exterminio de los judíos desplegado por el régimen nazi.

Para conmemorar el 77° aniversario de la caída del Tercer Reich acá te dejamos #CincoLibros (que en realidad son seis esta vez) sobre este período trágico de la historia mundial.

Son libros con un denominador común, en ellos podrán encontrar la voz de quienes sufrieron las consecuencias de la guerra. No encontrarán aquí tratados de historia, tácticas militares, descripciones de batallas clave o las pujas político económicas que llevaron al desencadenamiento de la guerra. Pero sí las voces, sin mediaciones, de quienes intentaron sobrevivir al mayor de los horrores del siglo XX.

1. La guerra no tiene rostro de mujer; Svetlana Alexéivich

Alexievich.jpg

Como sucede en toda guerra, son más las cosas que no se cuentan que las que finalmente se conocen. En El rostro no tiene rostro de mujer Svetlana Alexiévich reconstruye la experiencia de las más de un millón de mujeres que combatieron el nazismo en las filas del Ejército Rojo.

Alexiévich, premio Nobel de Literatura 2015 aborda una historia jamás contada antes a través de una obra coral narrada por las propias protagonistas a través de sus recuerdos. Son mujeres que fueron francotiradoras, condujeron tanques o trabajaron en hospitales de campaña, pero que para la historia oficial, durante mucho tiempo, nunca existieron. "Su historia no es una historia de la guerra, ni de los combates, es la historia de hombres y mujeres en guerra".

2. Si esto es un hombre; Primo Levi

Levi.jpg

Si esto es un hombre, de Primo Levi, es quizás uno de los libros más conocidos de los cientos y cientos que narran los horrores de los campos de exterminio que el nazismo distribuyó a lo largo de gran parte de Europa del Este para asesinar a los judíos principalmente, pero también a prisioneros de guerra, disidentes y otras minorías.

Esta obra inaugura una trilogía que se completa con La Tregua y Los hundidos y los salvados. Si esto es un hombre es la crónica del horror cotidiano en Auschwitz, campo de exterminio al que el autor fue deportado en 1944. Allí Levi describe la espera de la nada, la privación cotidiana, el olvido de la condición humana de los prisioneros y los abusos y horrores a los que eran sometidos.

3. El hombre en busca de sentido; Viktor Frankl

frankl.jpg

Al igual que Primo Levi, Viktor Frankl sobrevivió a los campos de exterminio de Auschwitz y Dachau donde estuvo confinado a lo largo de tres años. En El hombre en busca de sentido Frankl repasa la experiencia de aquellos años guiado por una pregunta: ¿Cómo pudo él, que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de ser vivida?

4. Chicos de Varsovia, Ana Wajszczuk

Wajszczuk.jpg

En Los chicos de Varsovia la periodista y escritora argentina Ana Wajszczuk reconstruye el Levantamiento de Varsovia, uno de los movimientos de resistencia más importantes, heroicos y trágicos contra el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial a través del viaje que emprende con su padre a esa ciudad para buscar lo que queda de esa historia y de la de su familia.

Se trata de una narración conmovedora en la que se va develando la historia de la familia Wajszczuk y del último y desesperado intento de miles de jóvenes polacos por expulsar a los nazis de Varsovia.

5. El hombre que quiso entrar en Auschwitz, Denis Avey

Avey.jpg

El hombre que quiso entrar en Auschwitz es la historia real de Denis Avey, un soldado británico que durante la Segunda Guerra Mundial se introdujo voluntariamente, en el verano de 1944, en el campo de concentración de Buna-Monowitz, más conocido como Auschwitz III, para ser testigo de los horrores que allí se cometían.

Avey, alojado en una de las barracas destinadas a los prisioneros de guerra, intercambió su lugar con Hans, uno de los prisioneros judíos del campo de concentración con quien compartía los trabajos forzados. Las condiciones de vida, o mejor dicho de sobrevida, de los prisioneros judíos eran mucho peores que las de los soldados que había sido capturados.

Ya al borde de sus fuerzas, Hans se salvó de la muerte luego de que Avey le ofreciera intercambiar lugares con él para que pudiera alimentarse mejor. En su lugar Avey vistió el pijama a rayas con estrella amarilla de los prisioneros judíos y padeció en su propio cuerpo las crueldades y privaciones a la que eran sometidos los judíos.

El autor tardó 65 años en animarse a contar lo que vivió allí y lo hace en este libro apasionante y conmovedor, testimonio de la valentía y la generosidad presentes incluso en aquello que describió como "el infierno en la tierra".

6. Hiroshima, John Hersey

hersey.jpg

Periodista de The New Yorker, John Hersey viajó a Hiroshima para retratar la dimensión humana de la bomba nuclear que los Estados Unidos había lanzado poco tiempo antes sobre esa ciudad.

En Hiroshima Hersey se corre del centro de la escena y le da la voz a seis víctimas del ataque estadounidense: a Toshiko Sasaki, una oficinista; a Masakazu Fuji, un médico; a Hatsuyo Nakamura, una viuda a cargo de sus tres hijos pequeños; al padre Wilhem Kleinsorge, un misionero alemán; a Terufumi Sasaki, un joven cirujano y al reverendo Kiyoshi Tanimoto, un pastor metodista.

Hiroshima lleva vendidos más de un millón de ejemplares y es un clásico del periodismo de investigación.

Embed

Dejá tu comentario