Mondrian boca abajo: un famoso cuadro del artista se exhibió al revés por 77 años

Cultura

Insólitamente, la obra no podrá ser exhibida de forma original para seguir preservándola en buen estado.

Un cuadro del reconocido pintor neerlandés Piet Mondrian fue colgado al revés durante 77 años, descubrieron esta semana los responsables del museo Kunstsammlung en la ciudad alemana de Düsseldorf, sin embargo la obra deberá seguir exhibiéndose en ese sentido para preservarla en buen estado y evitar su "desintegración".

Ese museo alemán inauguró este sábado una gran retrospectiva dedicada al artista, con la obra "New York City 1", de 1941, como pieza principal, una de sus pinturas más famosas de trazos puros: un óleo de rectángulos en colores primarios, rojo, azul y amarillo.

Sin embargo, lo que nadie imaginó fue la revelación que trajo la preparación de esa esa retrospectiva ya que descubrieron que durante más de siete décadas y en distintos museos la pieza se mostró en un sentido equivocado, boca bajo, es decir, con su parte inferior hacia arriba.

"En una foto de 1944, vi que el lienzo estaba [colocado] en el otro sentido sobre el caballete. Eso me intrigó", declaró Susanne Meyer-Büser, curadora de la muestra, en una entrevista con el diario alemán Süddeutsche Zeitung, de acuerdo a lo citado por la agencia de noticias AFP.

image.png

La pintura se expuso "un año después", en el sentido equivocado, en el Moma de Nueva York, agregó. Y cuando el museo de Düsseldorf recibió el cuadro en 1980, lo colgó del mismo modo.

El error podría deberse a que "la pintura no tiene firma" porque así su sentido se habría determinado por "el nombre del pintor, escrito en la parte trasera del cuadro por el administrador de la sucesión" cuando Mondrian murió, en 1944.

Otro indicador que acompaña esta tesis es que una pintura de la misma serie que se exhibe en el centro Pompidou tiene líneas gruesas en la parte superior y de tal modo se muestra al público. "El engrosamiento de la cuadrícula debería estar en la parte superior", señaló la curadora que cuando identificó el error lo compartió con otros curadores y compartieron el diagnóstico. "Estoy 100% segura de que está al revés", sostuvo, según las declaraciones citadas en The Guardian.

A pesar del error, la curadora señaló que la obra seguirá siendo exhibida al revés porque podría "desintegrarse" si se cuelga del lado correcto ahora.

Embed

Dejá tu comentario