Desarmadero clandestino tenia un auto robado y gran cantidad de autopartes

No hay detenidos, cinco personas notificadas e imputadas. El galpon fue clausurado

Un auto robado y más de medio centenar de autopartes ilegales fueron halladas luego de dos allanamientos realizados en el barrio de Flores producto de una investigación que llevaba varias semanas luego de recibir una denuncia sobre la venta en internet de repuestos robados.

Las diligencias se realizaron en un galpón que funcionaba como taller y en una vivienda lindera en el barrio de Flores, donde vive el responsable del comercio clandestino.

Como resultado de este operativo, cinco personas, tres hombres y dos mujeres, fueron identificados e imputados, a disposición de la Justicia.

Los imputados ofrecían a la venta autopartes y repuestos en la plataforma Marketplace de la red social Facebook. Entre ellos figuraban artículos de un Chevrolet Astra modelo 1999 robado identificado por los grabados.

A partir de alli los investigadores iniciaron lo que se llama tareas de campo en la red y lograron dos domicilios sobre la calle Balbastro al 3300. En uno de funcionaba un taller mecánico donde se llevaba a cabo el desarme de los vehículos, y lindero la vivienda de quien habría realizado la publicación.

Con los datos aportados la Fiscalía solicitó los allanamientos, que fueron autorizados por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 17, a cargo del doctor Rodolfo Ariza Clerici.

Los procedimientos se realizaron en las últimas horas, en los que se decomisó más de medio centenar de autopartes, de distinto tipo y de diferentes modelos de vehículos.

Incautaron, además, material informático, teléfonos celulares y el vehículo investigado el cual surgía de las imágenes ofertadas en el sitio de compra y venta de Facebook, poseyendo pedido de secuestro y prohibición de circular por el delito de “robo”, librado por el Poder Judicial del Departamento de Lomas de Zamora, según surge en plana vehicular informada por la base de registros de la Policía de la Ciudad.

La tarea de investigación estuvo a cargo de la División Delitos Informáticos Complejos, con el aporte de la División Ciberpatrullaje, de la Superintendencia de Tecnología Informática de la Policía de la Ciudad.

Dejá tu comentario