El campeón está vivo

DyN
Por DyN


  • El último campeón del fútbol argentino San Lorenzo logró una importante victoria por 3 a 1 ante un Central que llegaba con confianza por su triunfo en el clásico rosarino. El equipo de Ramón Díaz de a poco se recupera y todavía sueña.

San Lorenzo de Almagro con su victoria por 3-1 logró este viernes tres puntos para empezar a recuperse y su vencido en el Gigante de Arroyito fue Rosario Central, que vuelve a sufrir, de momento, en zona de Promoción.

Los goles los consiguieron Andrés Silvera, Sebastián Méndez y Santiago Hirsig para San Lorenzo, mientras que el atacante José Vizcarra marcó para el local.

Central desaprovechó un penal en el primer tiempo, el que el colombiano Martín Arzuaga tiró por encima del travesaño. San Lorenzo, por su parte, realizó dos cambios obligados por lesiones. Los afectados fueron Gastón Fernández y Bernardo Romeo, ambos en la primera parte.

El conjunto rosarino afrontó 41 minutos con un futbolista menos por la expulsión del mediocampista Leonardo Borzani.

Hasta el primer gol de San Lorenzo había sido un partido sin llegadas hasta los arcos, con la pelota en la mitad de la cancha y sin acciones la elaboración adecuada.

Además, otro de los problemas que tuvo ese primer tiempo en cuanto a emociones fue el triunfo de los defensores ante los delanteros.

Pero a los 23, Jorge Ortiz capturó una pelota por la derecha, mandó un centro con efecto y Silvera de cabeza marcó el 1-0 favorecido por una retaguardia distraida.

Lógicamente Central salió a tratar de alcanzar el empate y a los 29 tuvo una chance Arzuaga, pero Agustín Orión se quedó con el intento del goleador.

La mayor complicación para San Lorenzo fue consecuencia de las lesiones, ya que primero se quedó sin la Gata Fernández y luego sin Romeo. Es más, mientras lo atendían al ex delantero del Osasuna el conjunto local dispuso de cinco minutos con un futbolista más, lapso en el que generó dos situaciones claras como para igualar, pero desaprovechó ambas.

La primera oportunidad surgió por un centro de Eduardo Farías que Gonzalo Belloso cabeceó desviado y en la otra, Tomás Costa se cruzó de derecha a izquierda, ingresó al área y fue blanco de una infracción que cobró el árbitro Gabriel Favale. Del remate desde los doce pasos se ocupó Arzuaga, pero su disparo resultó más elevado de lo necesario. Así terminó la primera etapa con un San Lorenzo que se paró para contragolpear y que utilizó como salida a Ortiz por la derecha y a Osmar Ferreyra por la izquierda.

A Central se lo vio muy apurado y esa falta de serenidad por supuesto que lo complicó todavía más, como si se tratara de un rival adicional.

El segundo episodio pronto dejó aún más comprometidos a los anfitriones porque se quedaron sin el mediocampista Eduardo Borzani, quien fue expulsado por doble amonestación.

Central fue al frente sólo con voluntad y le dejó el espacio servido a su oponente como para que ampliara la ventaja.

El Santo lo esperó como para sacar provecho de la capacidad de los delanteros Juan Carlos Menseguez y Silvera, pero el segundo tanto lo aportó el Gallego Méndez.

Pareció que todo estaba definido, pero el final tuvo su cuota de suspenso porque Vizcarra concretó una jugada que preparó Costa. La tranquilidad para San Lorenzo llegó por una escapada contundente de Hirsig.

En definitiva, el oficio del campeón se impuso ante el fogoso equipo auriazul, que con esta derrota volvió a zona de Promoción.

Dejá tu comentario