El San Pablo al borde del dopaje colectivo

El campeón del fútbol brasileño, San Pablo, estuvo ayer al borde de incurrir en un control positivo de dopaje colectivo en el partido que perdió 2-1 ante el argentino Boca Juniors por la Copa Sudamericana, debido a una comida con un ingrediente prohibido.


 


En declaraciones difundidas por canales de televisión y medios brasileños, el fisiólogo del San Pablo, Turibio Leite, sostuvo que el plantel se salvó del dopaje generalizado porque junto con otros asistentes se percataron antes de la situación. 


 


Leite no quiso decir si pudo haber sido una tentativa de provocar el dopaje o si fue un error: "creo que es precipitado realizar cualquier conclusión, puede haber sido un equívoco", señaló. Sin embargo, aclaró que de no haberlo percibido "todo el equipo habría jugado expuesto al dopaje".


 


Según el funcionario saopaulino, "el hotel sirvió en nuestra comida frijoles con unos puntitos negros. Pero entonces desconfiamos de que podía ser semilla de amapola, con la que se produce el opio y eso seguramente podría acarrear la no utilización de jugadores, ya que la amapola está prohibida y sería dopaje".


 


"Todos los jugadores habrían comido el frijol y cualquiera podría haber sido controlado positivo", subrayó Leite tras el duelo de ida de octavos de final.


 


"Esto es alertado en el propio manual distribuido por la Comisión Antidopaje (de la Confederación Sudamericana). Hoy en día ya no vale más la justificación de que el alimento fue ingerido sin conocimiento previo", agregó Leite, quien reclamó a los cocineros del hotel y pidió otra comida bajo supervisión.


 


La gerencia del hotel porteño fue advertida del incidente por parte de dirigentes y el cuerpo médico del San Pablo.


 


El arquero y capitán Rogerio Ceni señaló con alivio que se salvaron de un incidente: "este tema es complicado, porque se trata de una sustancia utilizada naturalmente en alimentos. Por ello siempre es bueno tener especialistas". 


 


San Pablo, actual líder solitario del torneo brasileño y campeón de la Copa Libertadores de América en tres ocasiones, jugará la revancha contra Boca Juniors el próximo miércoles en su estadio Morumbí y podrá clasificar ganando por 1-0.

Dejá tu comentario