Entre Rios: La justicia demoró a una joven pareja por la muerte de su bebe de dos meses

Una beba de 2 meses de vida ingreso sin signos vitales al Hospital Militar de Entre Ríos. La justicia ordeno una autopsia y demoró a sus progenitores. Hoy se conoceran los resultados y de ello depende el futuro de los sospechosos.

Una beba de tan solo 2 meses ingreso sin vida al hospital militar de la Provincia de Entre Ríos. Según figura en el informe judicial, la policía local recibió un llamado desesperados de dos jóvenes padres pidiendo ayuda porque su hija no respiraba.

Cuando llegaron al lugar y observaron el cuadro de situación, cargaron a la beba en el patrullero y la trasladaron hasta el hospital, pero cuando llegaron y los médicos la recibieron ya estaba sin vida. Alli comienza una historia macabra que tiene por el momento a ambos padres demorados hasta conocerse el resultado de la autopsia que será en las próximas horas.

Cuando los facultativos revisaron a la niña, observaron marcas compatibles con golpes y malos tratos. Ante esta situación de sospecha dieron parte a la justicia, quien ordenó inmediatamente trasladar en condición de demorados a ambos padres y además incorporó un allanamiento a la propiedad donde residían ambos sospechosos.

De los informes preliminares se confirmaría la hipótesis médica sobre malos tratos, y del allanamiento se han logrado rescatar elementos que son de importancia para la causa. En la vivienda se observo un gran desorden y falta absoluta de higiene. Un lugar inapropiado para la bebe.

“ De vez en cuando escuchábamos que lloraba la nena, pero nos pareció normal como cualquier bebé que le duele la panza o tiene hambre”, declaró Silvina, la mujer que les alquilaba la vivienda a la pareja en la intersección de calle Arroyo Correntoso y Medrano de la capital entrerriana. La mujer relató que “cuando llego la policía, la beba y su madre salieron corriendo. Al rato, el papá de la nena y su abuela salieron juntos, suponíamos que al hospital”.

La joven pareja, ella de 22 años y él de 24, vivían en ese domicilio hace aproximadamente un año al decir de los vecinos, “jamás escuchamos gritos o peleas, que uno puede suponer que son causantes de algún tipo de violencia”, los abuelos de la víctima vivían a pocas cuadras. Sin embargo, aclaró que en los últimos días “la bebé comenzó a llorar un poco más, pero creíamos que era algo normal. Uno jamás sospecha o cree que ocurren estas cosas.

El padre de la beba, es un soldado voluntario en el Ejercito Argentino y por ello fue trasladada al Hospital Militar.

Finalmente se espera el resultado de la autopsia para determinar que grado de culpabilidad tienen los jóvenes y pasar su condición de aprehendidos a detenidos y procesados por femicidio.

Dejá tu comentario