Yanina Latorre, sobre Maru Botana: "Me arruinó la adolescencia"

La panelista relató un episodio de hace 30 años cuando compartía facultad con la cocinera. Eran amigas íntimas pero una actitud de la chef terminó con su relación para siempre.

Consultada sobre declaraciones de Maru Botana en Los Mammones, este viernes Yanina Latorre recogió el guante y le respondió sin pelos en la lengua en Los ángeles de la mañana. "Es todo mentira, me encantaría que un día abra su corazón y se siente y pida disculpas. Fuimos compañeras de la facultad durante cinco años. Vos hablás de dos años porque durante dos años fuimos amigas. Al segundo año dejamos de ser amigas porque vos tenías un problema personal conmigo".

Entonces, pasó a explicar cuál fue el origen de la pelea que tuvieron hace más de 30 años pero que se mantiene hasta el día de hoy: "Como mi cuerpo era flaco me hacías bullying y me dejaste sin todas mis amigas. El tan mentado bullying del que tanto hoy se habla...".

Y continuó; "Cuando tenía 19 años yo era demasiada flaca, más que mi hija Lola. Estaba yo sentada un día comiendo una de las tortas divinas que ella hacía. Las dos estudiábamos Ciencias Económicas en la UB. Éramos re tragas, teníamos un grupo de ocho amigas y comíamos esas tortas riquísimas que siempre hizo. Es más, todas las recetas de tortas que sé hacer yo, me las enseñó a hacer Maru Botana, yo la quería un montón porque tiene una familia hermosa".

"Esta historia la conté varias veces: no fue en el Bailando, no es mediático el origen del problema. Maru era una chica que en su momento tenía problemas de obesidad: fue gordita y adelgazó mucho. Y hace un montón para estar así, pero cuando iba al colegio tenía muchos problemas de alimentación. Hace 30 años el bullying no existía. La anorexia, la obesidad eran temas más tabúes....", destacó.

Después de poner en contexto cómo era el vínculo que las unía, fue cuando Yanina mandó al frente a la chef por una mala actitud que tuvo en el pasado: "Un día, cuando yo no tenía este caracter, adelante de todo el mundo me dice '¿vos me vas a hacer creer que te venís con ese cuerpito que pesás 40 kilos y te comés todas esas tortas y después no vas a tu casa y vomitás?'... Y yo me quedé, porque fue una agresión tremenda".

"¿Chicas no se dan cuenta que ella se hace la que come y lo único que hace es estar vomitando y no come para sacarle los novios a todas?", fue una de las frases lapidarias de la cocinera que desencadenaron en que Latorre y Botana se dejaran de hablar.

En ese sentido, la mujer de Diego Latorre explicó por qué nunca pudo perdonar a su ex amiga: "En esa época decir sacanovios era ser una prostituta profesional. Que me dijeran anoréxica era lo mismo que te digan asesina serial. Llegué a casa llorando y ese día me quedé sin amigas".

"Terminé quinto año de la facultad recibiéndome de contadora pública y licenciada en administración, igual que ella, estudiosa, inteligente, porque yo no la voy a criticar como persona. Nos vimos durante 3 años en clases, en la misma aula y nunca más nos saludamos. Ella se encargó que las otras chicas no me hablen nunca más. Me quedé sola sin amigas...", añadió.

Luego, mirando a la cámara, la verborrágica panelista de LAM, disparó: "Ella dice que fuimos compañeras dos años. No mami, vos me dejaste de hablar tres años porque yo era flaca y creías que vomitaba tus tortas. Yo era re tímida. Nunca la conocí gordita, el problema lo tenía ella en la secundaria y después me entero de esta historia. Nunca la vi en otro peso del que tiene hoy, ella me molestaba por ser flaca...".

Si bien nunca más arreglaron su problema del pasado, la panelista y la cocinera se volvieron a cruzar en algunos eventos. Sobre esos tensos momentos, Yanina recordó uno en particular.

“Pasó el tiempo, un día voy a un desfile: estábamos en la fila y se quiere hacer la simpática y se ve que me agarró cruzada. Como yo me llamo Yanina Arruza, se hizo la graciosa y me llama por mi nombre de soltera. Y ahí le digo previo a salir al desfile 'vos te acordás cuando tenía 18 años y le dijiste a nuestras amigas que no me hablaran...'".

"No hay posibilidad de reconciliación. Mi mamá me enseñó que estas cosas no se perdonan. Me arruinó la adolescencia. En vez de sentarse a mentir en la tele y hablar del Bailando, que me llame de última y me diga 'me equivoqué, fue otra época, me porté mal'. Lo bueno a veces es decir no estuve bien...", aseveró.

Dejá tu comentario