Habría un instigador por la ola de suicidios de adolescentes en Salta

Se trataría de un coreógrafo que trabajó en el colegio al que concurrían los chicos. La policía intervino en otros diez intentos de ahorcamiento.

Investigadores de la muerte por ahorcamiento de ocho adolescentes y los intentos fallidos de otros diez chicos en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera apuntan a un joven de 18 que sería el instigador que los habría guiado a quitarse la vida. Se trataría de un coreógrafo que trabajó en la escuela comercial 5009, donde concurrían los chicos.

Según informaron los diarios Clarín y La Nación en sus ediciones de hoy, las autoridades del colegio donde asistían las últimas víctimas fatales señalaron al joven de 18 años que el año pasado participó en un concurso que se hace en el establecimiento.

La sospecha surgió cuando un alumno se quebró y dio un apodo a la policía, que coincidiría con los datos aportados por una profesora del colegio.

Los investigadores secuestraron el celular y la PC del joven, sospechado de haber hecho circular un video donde se lo veía desnudo, en un simulacro de ahorcamiento, como el “juego de la asfixia” que en el último tiempo circula por Internet y que ya se cobró numerosas víctimas en todo el mundo.

Según la Policía, el coreógrafo habría enviado un mensaje de texto que decía “Satanás ya entró, hoy te tenés que matar pero yo te voy a decir cuando”, que está guardado en el teléfono celular de una de las víctimas.

“El martes llega el resultado del peritaje que se le está haciendo al SMS para saber de dónde provino”, señaló Ariel Escalante, jefe policial de Rosario de la Frontera.

La policía también incautó los celulares de las últimas chicas que se quitaron la vida y tomaron “20 declaraciones de familiares, compañeros de escuela y amigos íntimos”, indicó Escalante.

En tanto, la noticia de que la policía intervino en diez nuevos casos fallidos de intento de suicidio provocó una ola de pánico en el pueblo, ya que muchas familias comenzaron a llamar a la policía y a los servicios médicos ante la sospecha de que pudiera ocurrir con sus hijos un caso de similares características.

A su vez, una fila de padres se formó en la puerta de la seccional para denunciar que sus hijos recibieron el “mensaje satánico”. Al respecto, Escalante presume que el SMS se haya replicado en forma de broma hacia varios chicos.

El rumor de la existencia de un juego al que pocos podían acceder comenzó tiempo antes cuando algunos alumnos de la escuela Comercial 5009 aparecieron con los brazos cortados, según relató la directora del establecimiento, María Luisa León.

“Mediante charlas, pudimos sacarles (a los estudiantes) que se trata de un juego que tiene tres etapas, primero hay que cortarse, luego marcarse las iniciales del nombre con una hojita de afeitar y después, los seis nudos fatales (el ahorcamiento)”, explicó León.

Sin embargo, Escalante sostuvo que el juego no tuvo nada que ver con la ola de suicidios, sino que “la causa apunto a establecer si hubo un instigador”.

Dejá tu comentario