La banda que secuestró a Andreola sería la misma que capturó a Ianone


  • Los investigadores del caso del empresario Franco Andreola sospechan que la banda que lo secuestró sería la misma que capturó a fines de 2006 a Hernán Ianone, el joven por el que se pagó un rescate de US$ 120 mil.
  • Los únicos dos detenidos por el caso fueron trasladados a los Tribunales de Comodoro Py, donde serán indagados por el juez Ariel Lijo.

Los dos detenidos acusados de haber participado en algún grado del secuestro extorsivo del empresario Franco Andreola fueron trasladados esta tarde a los Tribunales Federales de Retiro para ser indagados por el juez federal Ariel Lijo.

Se trata de Claudia Gómez y Victor Hugo Sosa, ambos están sospechados de haber entregado los teléfonos celulares usados por los secuestradores para comunicarse con la familia de Andreola, quien fue liberado en la zona de Los Cardales tras el pago de un rescate de 200 mil dólares.

A Sosa además se le encontraron armas, algunas hechas de juguete, bayonetas y varios teléfonos celulares.

Los investigadores creen que la banda que secuestró a Andreola sería la misma que capturó a fines de 2006 a Hernán Ianone, el joven por el que se pagó US$ 120 mil de rescate.

Las sospechas surgen por detalles se repiten en ambos casos, que llevaron al juez Lijo a pedir el archivo de esa causa y conversar con el fiscal que siguió el caso Ianone, Paul Starc, según el diario Clarín.

Esas coincidencias serían:

Lugar de cautiverio. Adreola dijo que además de su cama había otra de una plaza y media. Ianone contó que uno de los secuestradores dormía en una cama de una plaza y media.

Teléfono de contacto. En ambos casos la banda cambió de celular el último día.

Trato. Los dos dijeron que los trataron con tranquilidad y educación. No los maltrataron a ellos ni a sus familias.

Lugar de liberación. Los dos fueron liberados en la zona de Los Cardales, cerca de la localidad bonaerense de Campana.

Duración del secuestro. Andreola estuvo cautivo 25 días; Ianone, 26.

Rescate. En ambos casos se arrojó el monto desde un tren en movimiento.

Los pesquisas determinaron que Sosa tiene antecedentes por encubrimiento de robo de autos "mellizos", pero fue sobreseído.

La mujer, por su parte, que está embarazada de siete meses, tenía en su poder -a pocas horas del secuestro- uno de los teléfonos móviles que los secuestradores les robaron a los empresarios que compartían un asado con Andreola cuando fue capturado.

Andreola fue secuestrado el 29 de agosto por siete delincuentes armados que sorprendieron a un grupo de empresarios del transporte que participaban de una cena en un quincho de la firma El Rápido San José, del grupo Flechabus, en Río Cuarto 1963 del barrio porteño de Barracas.

Los delincuentes preguntaron quién era el dueño de un auto Mini Cooper que había allí estacionado y cuando Andreola les ofreció las llaves, se lo llevaron secuestrado.

El propio Andreola confirmó, tras haber sido liberado, que los delincuentes se equivocaron de persona y que el objetivo real del secuestro era Raúl Derudder, dueño de Flechabus, quien hacía poco tiempo había vendido un auto Mini Cooper.

Incluso Andreola contó que cuando los secuestradores se dieron cuenta de su error quisieron volver a entrar a la empresa para capturar a Derudder, pero no pudieron hacerlo porque el portón se les había cerrado.

Dejá tu comentario