¿La Madeleine argentina?: los padres de una beba muerta se acusan entre sí por el asesinato

Los papás de una beba de cinco meses asesinada a golpes se acusan a medias de haber cometido el crimen, ocurrido en septiembre de 2005. Ninguno de los dos es concreto en señalar al otro como autor del asesinato, durante un juicio por jurados que se desarrolla en Córdoba, con pasajes tristes y dramáticos.

Sebastián Bachetti, de 24 años, y Estefanía Santa Cruz, de 23, negaron haber golpeado a la pequeña Ludmila, pero se despegaron de los hechos y apuntaron a la ex pareja.

“La bebé lloraba mucho y a ella le molestaba. Yo no vi nunca que le pegara, pero sé que yo no fui”, dijo el joven. “Siempre discutíamos porque él tenía juegos muy bruscos con la gordita, pero no creo que haya querido hacerle daño intencionalmente”, respondió la chica.

El juicio se celebra en la Cámara 11ª del Crimen de la ciudad de Córdoba, con la modalidad de jurados populares, dado que el caso está tipificado como homicidio calificado por el vínculo y la ley dispone que ese delito sea analizado por ciudadanos comunes ya que, de probarse, supone la pena de prisión perpetua, destacó en su edición de hoy el diario La voz del interior.

El matutino cordobés destacó que la investigación demostró que, a pesar de sus escasos cinco meses de vida, Ludmila fue víctima de malos tratos durante un tiempo prolongado. Los estudios de diagnóstico hechos en vida y la autopsia detectaron lesiones de distinta época. Se le confirmaron fracturas en un bracito y en una costilla, lesiones en la cabeza y también signos de derrame en ambos ojitos, a partir de los 50 días de vida.

La pequeña fue internada el 1° de setiembre de 2005 en el Hospital Materno Neonatal, adonde ingresó con paro cardiorrespiratorio, fue reanimada y derivada al Hospital Italiano, el lugar donde había nacido el 27 de abril de 2005.

Dejá tu comentario