Muerte secuestro y misterio en General Roca: sin novedades a un mes del caso Videla

Secuestran a un empleado judicial. Balean a su pareja y hallan una mujer descuartizada. Hay un detenido. Sin rastros del desaparecido. Un enigmático caso policial mantiene en vilo a la ciudad rionegrina.

El jueves 4 de marzo alrededor de las 21.30, el mecánico Antonio Colicheo (32) llegó hasta el departamento de la pareja compuesta por Javier Videla (43) y Julio Sánchez (30) en General Roca, Río Negro. Les avisó que el vehículo de la hermana de Videla, ya estaba arreglado pero lo había dejado en el taller ubicado en la localidad de Allen, a unos pocos kilómetros y tenían que ir a retirarlo

Colicheo y Videla partieron en un Chevrolet Vectra color azul, patente ICK349, propiedad de Videla, pero que era conducido por el mecánico y peón rural, hombre de confianza de la pareja.

Luego de unas horas Colicheo regresa el domicilio de Roca, estaba solo y le pregunta a Sánchez si había llegado Javier (Videla). Ante la negativa, el mecánico se retira y regresa a las pocas horas. Nuevamente pregunta por Videla, pero esta vez no descendió del vehículo llamo a Julio (Sánchez) desde el interior invitándolo a que suba. Cuando éste se acerca, escucha el grito de su pareja desde el interior del automóvil, quizá desde el baúl, "estaba desesperado y me decía que no suba..." relato posteriormente Sánchez en sede policial. Colicheo sacó un arma y efectúa dos disparos apuntando a la cabeza de Julio que afortunadamente terminaron haciendo blanco en una puerta. Sánchez salió corriendo, fue la última vez que vio a Colicheo.

Los investigadores comenzaron una pesquisa y dieron con el agresor a 80 km de Gral. Roca, un lugar conocido como "La pertenencia", estaba manejando el auto de la hermana del funcionario judicial desaparecido. Lo hicieron descender revisaron el vehículo y hallando en el interior los lentes de la victima, elementos suficientes para que la fiscalía ordene la detención.

La búsqueda continuó y el segundo enigma apareció a 120 km de la casa del secuestrado. Allí encontraron el cuerpo descuartizado de una mujer. Los investigadores presumieron que se trataba de la hermana del secuestrado. Pero los cotejos de datos dieron negativo. La victima fue identificada como Claudia Alejandra Casmuz.

Esta historia macabra, llena de misterios, con un secuestrado, un cadáver de mujer desmembrado una balacera, cumplió un mes el domingo anterior y no hay pistas que sumen algo mas a la investigación

Javier Videla, el empleado judicial de Roca, no aparece. El único detenido por el hecho, Antonio Colicheo, no brindó ningún tipo de detalles sobre lo ocurrido. “No hay novedades sobre el paradero de Javier desde aquel fatídico día en que desapareció, el pasado jueves 4 de marzo. Sólo hay avances en lo procesal”, indicó el Dr. Peralta representante legal de la familia Videla.

Se realizaron peritajes en más de 10 celulares. El celular de Javier marca que entre las 23 y 2:30 hubo movimientos cercanos a Roca, un viaje que va desde Roca a Allen y un regreso. El artefacto fue encontrado entre las pertenencias de Antonio Colicheo.

El abogado lamentó que “el detenido no haya dicho ni una sola palabra. No sólo por la desaparición de Javier, tampoco por el intento de homicidio a Julio Sánchez ni por el femicidio de Claudia Alejandra Casmuz, hechos por los cuales ya fue imputado”, indicó.

Los rastrillajes continúan, pero familiares, amigos y el propio abogado saben que las horas que pasan desalientan la aparición con vida del empleado judicial.