Sebastián Piñera y Gabriel Boric se reunieron en La Moneda para dar inicio a la transición presidencial en Chile

Mundo

El presidente electo entró por primera vez en La Moneda y rompió una larga tradición en las transiciones presidenciales.

El presidente saliente de Chile, Sebastián Piñera y el presidente electo, Gabriel Boric, rompieron este lunes una larga tradición y se reunieron en La Moneda para dar inicio al traspaso de mando. Tradicionalmente el presidente saliente recibía a su par electo en la residencia presidencial para desayunar y no en la casa de Gobierno. Sin embargo Boric llegó apenas unos minutos antes de las 14 donde mantuvo su primera actividad en tanto presidente electo del país trasandino.

Según consignó La Tercera este lunes, Boric llegó a la casa de gobierno acompañado por su vocera Izkia Siches y su jefe político Giorgio Jackson.

"La cita entre ambos, que se había mantenido en suspenso, fue acordada la noche de este domingo", luego de que el frenteamplista se impusiera al abanderado del Frente Social Cristiano y fervoroso defensor de la dictadura de Augusto Pinochet, José Antonio Kast, con el 55,87% de los votos-.

Boric llegó a La Moneda con un traje negro y sin corbata y tras bajar del vehículo que lo transportaba se acercó al vallado de seguridad ubicado sobre la calle Moneda para saludar a un grupo de adherentes que esperaban para verlo. "Abrazos, regalos y hasta selfies fueron parte de los gestos que el frenteamplista tuvo con los presentes, mientras en el pórtico de Palacio era esperado pacientemente por el vocero de gobierno, y excompañero en el Congreso, Jaime Bellolio", señaló La Tercera.

Al ingresar a La Moneda el presidente electo saludó a la guardia de honor, recibiendo los honores correspondientes al cargo por parte del personal policial y militar que trabaja en el lugar.

Bienvenido a La Moneda. Que tenga una buena gestión de gobierno, porque Chile lo necesita y sé que usted va a hacer lo mejor posible”, le dijo Piñera a Boric tras recibirlo en el Salón de Audiencias Presidenciales y darle una explicación de los muebles y cuadros históricos que hay en el lugar.

“Espero estar a la altura de tremendo desafío”, contestó el frenteamplista. A lo que el Mandatario en ejercicio respondió: “Es una enorme responsabilidad, pero creo que va contar con el apoyo constructivo de todos”.

Piñera le regaló un pin con la bandera chilena.

Dejá tu comentario