El InSight de la NASA, en "modo hibernación" por exceso de polvo

Mundo

El dispositivo está en la superficie de Marte para investigarla, pero sólo produce el 27% de la energía que necesita porque tiene sus paneles solares sucios.

La agencia espacial de Estados Unidos, NASA, informó esta semana que su rover InSight, uno de los dispositivos que deambulan por la superficie de Marte para investigarlo, entrará en "modo hibernación" para pasar el invierno en el planeta rojo dado que sus paneles solares están demasiado llenos de polvo para poder absorberla luz del sol.

El objetivo de los paneles solares es que los dispositivos sean independientes y no se queden sin energía. En estos momento la agencia espacial estadounidense tiene varios dispositivos en Marte, como el Perseverance o el helicóptero Ingenuity, que se desprendió de ese mismo aparato.

De acuerdo a los datos compartidos esta semana por la NASA, el rover InSight logró "sacarse de encima un poco de polvo" gracias al leve viento de Marte en un momento que nuestro mundo conoció como el 22 de mayo de 2021 y que fue el día número 884 en el planeta rojo.

Sin embargo, desde la NASA no esperan que el InSight logre limpiarse por completo antes del invierno marciano, así que se espera que empiece a ahorrar energía durante los próximos meses (terrícolas). Sólo mantendrá operativos los elementos que le permitan no quedar congelado, inerte en el suelo rojo.

El equipo que opera el InSight desde la Tierra, más precisamente desde Estados Unidos, ya había previsto esta contingencia cuando se extendió la misión del dispositivo, que terminará en diciembre de 2022. Por ahora el aparato sólo puede producir un 27% de la energía que necesita para funcionar, así que no se le exigirá gran cosa.

La misión InSight es controlada desde un laboratorio de la NASA en el sur de California, Estados Unidos. Matt Golombek, miembro del equipo a cargo del aparato, notó que si el dispositivo podía echarse encima la tierra de Marte para "hacer saltar" los montículos de polvo de sus paneles solares había una oportunidad de que el viento se llevara toda la suciedad.

"No sabíamos si iba a funcionar, pero estamos encantados de que fue así", comentó Golombek, que teletrabajan en Marte desde la Tierra.

Gracias a que el dispositivo logró sacudirse el polvo marciano el 22 de mayo pasado el momento de hibernar se retrasó algunas semanas. Eso le permitirá ganar tiempo para recoger más datos, pero eventualmente será la hora de dormir.

Dejá tu comentario