Extranjeros vienen a Argentina para tratamientos de fertilidad

10 de febrero de 2009

*Las consultas aumentan durante principio de año y en las vacaciones.
*Los extranjeros aprovechan para conocer el país mientras llevan a cabo el tratamiento.

La Argentina dejó de ser sólo un destino turístico para algunos extranjeros, ya que cada vez son más las parejas de afuera que eligen el país para realizarse tratamientos de fertilización asistida. El porcentaje de extranjeros que consultan o se tratan es de un 20 por ciento.

Si bien es cierto que las técnicas de alta complejidad cuestan la mitad en el país, muchas parejas rescatan además el trato entre el médico y el paciente. “Les sorprende la calidez de los médicos y la flexibilidad en cuanto a los esquemas terapéuticos”, explicó Fernando Neuspiller, de Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), según publicó el diario Clarín.

Para el doctor Marcelo Bergamasco, del Centro Argentino de Fertilidad, la “contención afectiva” es fundamental para que las parejas extranjeras elijan tratarse en el país. Además, el momento del año es otro determinante, ya que la búsqueda de un embarazo coincide con las vacaciones: "las consultas aumentan a principios de año y en las vacaciones de invierno”, precisa Bergamasco.

De hecho, en el Centro se provee a las parejas de un anfitrión bilingüe, además de información sobre hospedaje y recreación: “Cuando nos consultan, los contactamos con nuestro agente de turismo”, explica el médico. De alguna manera, las parejas encuentran el tiempo para entretenerse en el medio de su "viaje de fertilidad", algo recomendable a la hora de librarse de los nervios. 

Otra de las razones por las cuales las parejas eligen el país es un vacío legal que existe para los casos de fertilización asistida. Seleccionar embriones y congelar el resto es un proceso normal en los tratamientos locales, mientras que en países como Italia esa práctica ya está prohibida. Consultada por Clarín, Ester Polak de Fried, del CER, explicó que esa ley “disminuye drásticamente las chances de lograr un embarazo y empuja al ‘turismo reproductivo’”.

Actualmente, la mayoría de los centros reciben consultas de extranjeros: dos de cada diez casos, en el IVI, donde además pueden seguir su tratamiento aquellos pacientes del centro español que se encuentren de paso en el país. Ya sea por los costos (convenientes si se vive en euros), por la atención o por la legislación desactualizada, la Argentina es elegida para unas “vacaciones inolvidables”.