La sierva / Andrés Rivera

14 de octubre de 2009

*La sierva, consagrada en 1993 por la Fundación el Libro como la mejor obra publicada en 1992, cuenta la relación intensa, apasionada entre una sirvienta, Lucrecia, y un juez de la nación, Saúl Bedoya, en el Buenos Aires de la segunda mitad del siglo XIX .

A través de la relación de estos personajes, Rivera indaga el mundo del poder, la política, la corrupción y los vericuetos del alma humana.


En todo juego de dominación hay relaciones de poder, y ésta es la que une a estos dos personajes. Una relación enfermiza que se crea a partir del momento en que Bedoya, ante el asesinato de un patrón de chacra italiano, condena al autor material al encierro, mientras que exonera de toda culpa a Lucrecia, fascinado por su belleza y su temperamento salvaje, dejando de lado que la   sirvienta del difunto es la instigadora y autora intelectual del crimen. El costo para Lucrecia será el acatamiento a todos los caprichos y perversidades sexuales de su dueño. Juegos peligrosos de dominación y sometimiento que no sólo los involucra, sino que incluye a aquellos seres que se atreven a interponerse entre ellos.



La escritura austera y contundente de Rivera es funcional a esta oscura historia de amores y crímenes, en el marco histórico y fundacional de la Argentina. La sierva, es sin lugar a dudas, otra novela fundamental de un escritor insoslayable.
 
Andrés Rivera (Marcos Ribak, su verdadero nombre) nació en Buenos Aires, en 1928. Obrero textil, periodista y escritor, comenzó a escribir a finales de 1950. Esos años componen un primer momento en su obra: El precio (1957), Los que no mueren (1959), Sol de sábado (1962) y Cita (1965). En 1972 aparece Ajuste de cuentas . Luego de esa publicación, Rivera se sumergió en el silencio durante diez años. Con Una lectura de la historia (1982), inaugura su siguiente etapa creativa. En 1985 obtuvo el Segundo Premio Municipal de Novela por En esta dulce tierra, y en 1992 el Premio Nacional de Literatura por su novela La revolución es un sueño eterno (Seix Barral, 2005). Títulos como La sierva, Mitteleuropa, El farmer, Nada que perder, La lenta velocidad del coraje, El profundo Sur (Seix Barral, 2006), Tierra de exilio, Cría de asesinos, Hay que matar, Ese manco Paz, Esto por ahora (Seix Barral, 2005), Punto final (Seix Barral, 2006), Por la espalda (Seix Barral, 2007), Traslasierra (Seix Barral, 2007), El amigo de Baudelaire (Seix Barral, 2008) y Guardia blanca (Seix Barral, 2009) colocan a Rivera entre los autores más reconocidos por el público y la crítica especializada