-

Nueve de cada diez médicos residentes porteños sufre stress y angustia

24 de junio de 2015

Lo revela una encuesta que también resalta que la mitad de los residentes llegó a trabajar entre 40 y 60 horas ininterrumpidas, que el 90% asistió enfermo al trabajo y que el 80% vivió situaciones de violencia.

El sondeo online realizado a 200 profesionales en formación fue impulsado por el legislador porteño del Frente para la Victoria Fernando Muñoz y la Fundación SIIC, con el objetivo de conocer las problemáticas del sector para avanzar en propuestas legislativas.

La encuesta reveló también que el 50% de los médicos residentes llegó a trabajar entre 40 y 60 horas ininterrumpidas, el 90% asistió enfermo al trabajo, el 80% vivió situaciones de violencia y el 98% cree que no se cumple la ley de residentes.

Los encuestadores indicaron que si bien los datos son preliminares, ya que se prevé interrogar a 3000 profesionales de la salud, revelan "condiciones de trabajo alarmantes".

"La mayoría de ellos tienen jornadas laborales muy extensas, poco descanso posguardia, pésimos sueldos y sufren falta de alimentación, stress e inseguridad", enumeró el legislador Muñoz..

El diputado porteño recordó que estudios realizados en otras ciudades argentinas y del extranjero indican que jornadas laborales tan extensas generan ansiedad, depresión, sobrepeso e insomnio en médicos residentes.

"Incluso, genera severos problemas familiares y muchos profesionales tienen que ser medicados, sacar licencia o pedir un cambio de tareas como resultado de esa situación", comentó.

"La precarización con la que desarrollan sus actividades los médicos residentes de la Ciudad de Buenos Aires es preocupante, sobre todo los profesionales de primer y segundo año", comentó Muñoz.

"Generalmente tienen una guardia durante la semana y otra el fin de semana, esos días trabajan 36 horas ininterrumpidas. Las personas privadas del sueño tienen una alta probabilidad de cometer errores, sufrir accidentes o quedarse dormido", agregó.

Por todo esto, el legislador instó a "avanzar en condiciones laborales más justas para los médicos residentes, para mejorar su calidad de vida y para valorizar la salud pública".

Temas