-

El argentino secuestrado en Nigeria dijo que nombrar a Messi le salvó la vida

28 de junio de 2015

El ingeniero agrónomo, liberado a cambio de un rescate que pagó la empresa para la que trabaja desde hace un año, Fouer Mills, confesó que fue la mención al crack de la Selección lo que evitó que lo mataran.

Santiago López Menéndez, el ingeniero agrónomo argentino de 28 años que fue secuestrado por un grupo no identificado en Nigeria, en donde trabajaba, fue liberado el viernes pasado en un campo cercano a la capital de ese país, tras el pago de un rescate.

El ingeniero agrónomo había sido secuestrado el miércoles pasado por un grupo de hombres armados, mientras se dirigía en una camioneta a trabajar en un campo. Los secuestradores llegaron en moto, con armas automáticas, dispararon al aire, y se lo llevaron a él solo en la camioneta, sin embargo en las últimas horas es otro detalle del suceso es lo que llama la atención: Santiago dijo que fue Leo Messi el que lo salvó.

Sus captores casi no hablaban inglés, él trataba de explicarles que era argentino, de Sudamérica, pero entendieron que era norteamericano y se pusieron violentos. El insistió al grito de "¡Messi, Messi, Messi!", y así consiguió que los hombres bajaran el nivel de agresión.

Santiago ahora se encuentra en la Embajada de Argentina en Nigeria, en Abuja, la capital del país sudafricano. Se recupera luego de haber estado casi tres días secuestrado.

La zona en la que secuestraron al ingeniero no forma parte del área en la que opera el grupo terrorista Boko Haram, que controla en varios estados del norte nigeriano. Por esta razón se cree que actuó "un grupo nómade con fines extorsivos y no políticos", dijo Jorge, padre de Santiago.

"Nigeria es un país que tiene mucho petróleo, hay muchos técnicos, por lo que buscan extranjeros que sean respaldados por una empresa grande", agregó

Temas