29 de junio de 2015

El motorman Julio Benitez está acusado de "desacrrilamiento culposo agravado" y por la sustracción del disco rígido de la cabina para ocultar medios de prueba.

El juez federal Ariel Lijo dio por finalizada la instrucción de la causa y elevó a juicio al motorman Julio Benitez por el segundo choque de tren de la línea Sarmiento ocurrido el 19 de octubre de 2013, que produjo más cien personas heridas. Benitez está acusado de "descarrilamiento culposo agravado por haber causado lesiones en 105 personas" y además por "sustracción de medios de prueba".

Fuentes judiciales confirmaron que el magistrado dispuso la "clausura de la instrucción" y que ya están notificando a las partes para que el motorman como único acusado, sea sometido a juicio oral y público.

El juez Lijo consideró que hubo negligencia por parte de Benitez al conducir la formación "chapa 05". Lo acusó además de haber sustraído el disco rígido de la cabina que quedó prácticamente destruido, ya que era su sangre la encontrada en el dispositivo y en la gaveta que lo contenía, según las muestras de ADN. El disco rígido fue encontrado en la mochila del acusado, donde también se hallaron herramientas como destornilladores, una tijera, un cuchillo, una pinza, entre otros elementos.

Luego la Cámara Federal confirmó el procesamiento al tener como prueba relevante los testimonios que dieron cuenta de la "rapidez y el modo abrupto en que frenó la formación a lo largo del recorrido".

El informe que arrojó el GPS de la formación y algunos testimonios que "corroboran el exceso de velocidad verificado en diferentes momentos del trayecto y, en particular, la inmediatez de su reducción al arribar a determinados lugares", fueron parte de los argumentos de la justicia para sostener el procesamiento del motorman.

La justicia también valoró el informe de una "junta médica integrada por el Cuerpo Médico Forense y la perito de la defensa, que determinó que el imputado no presenta patología o padecimiento de orden psíquico".

En la causa consta un informe pericial que confirmó que los frenos de la formación del tren Sarmiento que chocó en octubre contra el andén 2 de la estación de Once funcionaban correctamente, por lo que se ratificó la responsabilidad del motorman Benitez.

Cuando declaró, Benitez dijo que no lograba recordar el episodio, y con relación a un video en el que se lo veía tomando sol y por el que recibió una sanción, argumentó que fue a modo de protesta.