El Estado debe "acompañar el desarrollo" de los emprendedores

07 de julio de 2015

En un seminario organizado por el Banco Ciudad, el director de Emprendimientos del Gobierno porteño, Mariana Mayer, resaltó la oportunidad que hay en la actualidad de "volver a ser un país del primer mundo".

Carlos Baradello, profesor de la Universidad de San Francisco, y el director de Emprendimientos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mariano Mayer, coincidieron este martes en que "el Estado debe acompañar el desarrollo del ecosistema emprendedor", ya que hay una gran oportunidad de crecer y que "Argentina se convierta en un país del primer mundo", durante el Seminario organizado por el Banco Ciudad y la Escuela de Negocios del IAE.

Baradello explicó que para el buen desarrollo del ecosistema emprendedor "se requiere una sociedad donde haya suficiente riqueza que permita a los emprendedores sobrevivir y tomar los riesgos por los años necesarios".

Gustavo Grobocopatel.jpg
El especialista advirtió que para lograr esto el Estado debe tener muy clara la diferencia entre "subsidio e incentivos", ya que "emprender es difícil y facilitarlo con docenas de subisidios puede ser nocivo y contraproducente, además de generar un resentimiento hacia los emprendedores por parte de la sociedad".

En el segundo panel "¿Cómo se construye el ecosistema emprendedor?", el ingeniero trajo el caso de Sillicon Valey como ideal de ecosistema emprendedor ya que "tiene reglas de juego favorables y pro-negocios, donde los emprendedores tienen un alto status en la sociedad, creando oportunidades, y el capital de riesgo está disponible".

Además, para que el ciclo sea virtuoso, "el ambiente debe facilitar la innovación, con interacción de todos los actores, y los fracasos deben ser valorados como conocimiento, para poder avanzar cuando un proyecto fracase".

Hernán Cheyre Valenzuela.jpg
Luego, el director de Emprendimientos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mariano Mayer, resaltó la oportunidad que hay en la actualidad de "volver a ser un país del primer mundo, poniendo el foco en el desarrollo".

Y sostuvo que tenemos enormes desafíos, entre ellos, "casi el 30% de la población se encuentra en la pobreza, el trabajo público es del 70%, casi un 50% de las personas no está comprometida con su trabajo y un 30% está prácticamente en contra".

"Frente a este panorama lo que tenemos que hacer es poner foco en los emprendedores, y para esto el ecosistema debe estar lo más robusto posible", resolvió Mayer.

Explicó que "todos debemos ser emprendedores en el mundo que se viene", y dijo que "nuestro sistema operativo no está preparando a la gente del futuro para ser emprendedor, por lo cual, el Estado se debe adaptar para que en las escuelas y universidades se den las herramientas emprendedoras: competencias, liderazgo, fracaso como parte del proceso y trabajo en equipo".

Mayer puso de ejemplo la "Academia Buenos Aires emprende", implementada por el Gobierno de la Ciudad en los barrios y en las villas, enseñando emprendedorismo.

"El Gobierno de la Ciudad está poniendo el ojo en la capacitación y generación de capacidades, ya que la generación Ni-Ni, que es el problema número uno, se encuentra transitando su tercer generación", advirtió Mayer y afirmó: "Hay que volver a hacer atractivo el camino difícil".

En el tercer Panel del seminario, Hernan Cheyre, presidente del Consejo del Instituto de emprendimiento de Universidad del Desarrollo (Chile) sostuvo que esa nación generó las condiciones para convertirse en un "país de emprendedores"

"En Chile, desde las leyes específicas y desde el concepto de defender marcos regulatorios y apoyo a las ideas, se moldeó un país donde los emprendedores son un eje fundamental del crecimiento", dijo Cheyre .

"Es necesario transformar el apoyo al emprendimiento en una política de estado aislándola del ciclo político, modernizar el ordenamiento institucional y dar mayor integración regional", afirmó.

El experto chileno dijo que "emprender encarna valores fundamentales", y añadió que "ser emprendedor es una actitud en la vida , porque donde ve un problema, genera una oportunidad".

"Los innovadores toman más riegos y se animan a nuevos desafíos y también son más dinámicos en la generación de nuevos empleos.", planteó.

Para poder darle visibilidad a estas iniciativas se requiere "respeto al derecho a la propiedad y remoción de obstáculos para lograr que el emprendimiento opere en forma fluida"

También hace falta que el Estado sea facilitador y Cheyre recordó que durante el gobierno anterior en Chile se abrieron programas de "llamar a innovadores de cualquier parte del mundo" y proponer ayuda tributaria para aquellos que se plantee desafíos con la innovación.

Por su parte, el Banco Ciudad tiene desde hace una año y medio un proyecto de apoyo a emprendedores tras detectar un fuerte crecimiento de este sector y que necesitaba una visibilidad bancaria.

El gerente de marketing del Banco Ciudad, Maximiliano Coll, reconoció a su turno que en esta tarea de apostar a los innovadores se aprende "día a día".

"Si bien está claro que en la primera etapa del inicio de una empresa innovadora el banco no puede dar crédito, porque existen otros jugadores más accesibles, si contamos con un paquete muy útil para emprendedores", señaló el funcionario. En ese paquete figuran la posibilidad de acceder a una cuenta corriente, una tarjeta corporativa –la única con prepago en la Argentina—y el acceso a una capacitación en sectores más administrativos.En esta etapa de pruebas y desarrollo de acompañar los proyectos innovadores, el Banco Ciudad habilitó una de sus sucursales –la de Pacífico—zona de Palermo, donde hay muchos emprendedores y "la experiencia ha sido exitosa y muy interesante para evaluar".

"También presentamos otra herramienta de promociones puntuales orientadas exclusivamente al sector, y en esta oportunidad fue la posibilidad de adquirir impresoras en 3D, que fue un tema que vimos como universal".

Coll destacó el crecimiento exponencial del Banco en estos 10 años y que se apostó a apoyar a emprendedores donde se ve "un sector de mucho desarrollo en los últimos años".

"Inténtamos ver el mundo de la innovación como un desafío y no una amenaza y vemos un modelo de negocio productivo al incorporarlos como agentes facilitadores de las transacciones y ser un jugador más para participar en la desintermediación financiera", graficó Coll

Gustavo Grobocopatel, CEO del Grupo Los Grobo, advirtió que "la producción promedio de Latinoamérica equivale al 30% de la productividad promedio norteamericana", y aseguró que "si no hay productividad, no hay progreso", en el Seminario organizado por el Banco Ciudad y la Escuela de Negocios del IAE.

Grobocopatel, además sostuvo su preocupación por "las irrupciones tecnológicas", ya que "muchos por miedo se protegen de esta tecnología y terminan no accediendo".

El empresario explicó que se va a transitar un "contexto doloroso, de grandes innovaciones y transformaciones en el sector productivo, con una gran cantidad de gente que tiene miedo", por lo que "los emprendedores van a tener que estar involucrados en la construcción del Estado y en el debate público".

El CEO explicó que "la organización del campo hoy funciona como una red y el valor agregado está en el proceso, no en el producto, está en la eficiencia, la forma en la que producimos", durante el panel de cierre en el que se presentó el caso de éxito del "Grupo Los Grobo".

"Para este desafío y nueva forma de funcionar del ecosistema nosotros armamos un nuevo modelo de negocios, con múltiples proveedores que ayudan al productor a ser competitivo y sustentable".

Según el productor agropecuario se requieren valores compartidos para que esta red funcione, entre ellos, "inteligencia para darse cuenta lo que pasa, tener actitud de aprender y estar alerta", también, "generosidad para compartir información, ideas, un colectivo donde el compartir sin límite es algo natural".

Temas