El BM destacó los resultados de la Argentina en la lucha contra el tabaquismo

20 de julio de 2015

De acuerdo con un informe del Banco Mundial, la Argentina figura entre los países en los que "el consumo de tabaco ha descendido significativamente desde 1980". El tabaquismo produce una muerte cada seis segundos.

El tabaquismo es la causa de mortalidad más prevenible, pero provoca una muerte cada seis segundos. Se estima además que unas 600.000 muertes prematuras al año son de "fumadores pasivos", es decir aquellos que están expuestos al humo del cigarrillo pero no son fumadores.

Aun cuando se ha registrado una reducción significativa a nivel global en la prevalencia del tabaquismo, el número real de los fumadores ha aumentado significativamente en las últimas tres décadas, como resultado del crecimiento demográfico. En 2012, se estima que cerca de mil millones de personas eran fumadores, frente a los 721 millones en 1980. Un 22% de la población mundial mayor de 15 años es fumadora.

Además, casi el 80% de los mil millones de fumadores vive en países de ingresos medio y bajo. Mientras que Chile y Uruguay encabezan la mayor prevalencia de tabaquismo entre las mujeres latinoamericanas, Argentina y México figuran entre los países de América Latina en que el consumo de tabaco ha descendido significativamente desde 1980, de acuerdo con información proporcionada por el Institute for Health Metrics and Evaluation (HME), de la Universidad de Washington.

Así se desprende de un informe elaborado por el Banco Mundial en base a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del HME, en el que advierte además que el aumento de los impuestos al tabaco a más del 75% del precio de venta es una de las medidas más efectivas para controlar la epidemia, especialmente entre los más jóvenes y los más pobres.

Dicha medida no sólo aumenta el precio del producto y, por ende, desincentiva el consumo, también cuesta muy poco a los gobiernos de implementar y aumenta los ingresos públicos, ingresos que podrían ser reinvertidos en programas de salud.

No obstante, el BM señala que "a pesar de que el aumento de los impuestos al tabaco a más del 75% del precio de venta es una de las intervenciones más exitosas para el control del tabaco en la población, pocos países en el mundo han aumentado los impuestos al tabaco a esos niveles".

De acuerdo al informe, "en América Latina la contraofensiva se basa en una fuerte política de control del tabaquismo que incluye medidas impositivas, prohibición de fumar en lugares públicos y una mayor concientización en relación con los peligros del tabaquismo". Y en esta línea, agrega que "Argentina, Panamá y Uruguay son buenos ejemplos de un control estricto al consumo de tabaco, mientras que Brasil, Chile, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela son buenos ejemplos de países con duras etiquetas de advertencia respecto a los males del tabaquismo".

Temas