-

-

-

Una mujer se quedó sin cola tras sufrir una mala praxis en la cirugía estética

24 de julio de 2015

Los médicos le dejaron dos cicatrices en forma de "v" en sus nalgas que daban la impresión de que había recibido una mordida. Tras la operación no podía ni sentarse.

Una mujer de Londres, en el Reino Unido, le mostró por primera vez al mundo los resultados de una fallida cirugía estética de glúteos a la que se sometió en Praga. Su objetivo era tener una cola redonda y proporcionada, pero los médicos le dejaron dos enormes cicatrices y una superficie plana en vez.

Heidi Faulkner, de Enfield, a las afueras de Londres, mostró su caso de mala praxis en el reality show "Botched Up Bodies" del Canal 5 de Gran Bretaña y las imágenes son por demás ilustrativas, informó el sitio Daily Mirror.

La mujer de 36 años decidió invertir 2.100 mil libras esterlinas en una operación de cola que estaba "de oferta" en Praga, República Checa. Pero lo barato le salió muy caro.

Mujer denunció que le dejaron el trasero de una anciana
Faulkner, quien mide 1,67 metros y llegó a pesar 101 kilos, explicó que la operación de cola era el último paso para recuperar su cuerpo tras ganarle a la obesidad. "Gasté 8.500 libras en una banda gástrica en 2007 y bajé 50 kilos en un lapso de tres años. Sentía que por fin era la mujer que debía ser", explicó.

Pero el peso sano llegó con algunos problemas estéticos, como la piel estirada que la hacía tener "el trasero de una anciana de ochenta y pico", como describió Faulkner. "Mi hijo me decía que parecía derretiedo", explicó.

Faulkner decidió viajar a la República Checa, pero el resultado fueron dos cicatrices en forma de "v". Tras la operación reparadora que la tuvo como protagonista del programa de televisión, Heidi se siente mucho más feliz con su cuerpo, pero aún no está lista para mostrar sus nuevas curvas porque "el daño de Praga fue difícil de corregir".