¿Quién es Lanatta, el detenido que vinculó a Aníbal con el triple crimen?

03 de agosto de 2015

Está condenado a prisión perpetua por los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, cuyos cuerpos aparecieron en General Rodríguez en 2008. Falso vecino de Fernández, fugitivo fracasado y ¿criminal confeso?

Tras el crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, en 2008, "el negocio del tráfico de efedrina se lo termina quedando Aníbal Fernández", sostuvo Lanatta, en declaraciones al programa Periodismo para Todos (PPT).

"Forza llegó a ser un estorbo" para ese negocio vinculado con el precursor químico, manifestó, tras lo cual aseguró que presentará su acusación contra el funcionario ante la Justicia.

Lanatta está condenado por ser considerado partícipe necesario en la muerte de los empresarios farmacéuticos, Forza, Bina y Ferrón.

¿QUIÉN ES?

Lanatta es de Quilmes e instructor de tiro, y si bien dijo ser vecino de Anibal Fernández, en diálogo con Radio 10 esta mañana el funcionario aclaró que el domicilio del condenado, ubicado en calle Videla 631, está a 30 cuadras del suyo.

En 2013, Lanatta, junto a su hermano Christian y a Marcelo Schillaci (32), a quienes el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mercedes condenó en 2012 a prisión perpetua por los asesinatos, intentaron una fallida fuga del penal de Sierra Chica.

Fuentes judiciales informaron en aquel momento que, de acuerdo a lo que el SPB le comunicó al tribunal, fueron atrapados cuando los Lanatta y Schillaci ya habían limado y desmontado una de las rejas del pabellón.

Además habían tapado el trabajo con cal para que los penitenciarios no se dieran cuenta, al tiempo que en la celda se les secuestraron tres teléfonos celulares.

El móvil de los homicidios de los farmacéuticos habría sido que las víctimas querían entrar al negocio del tráfico de efedrina y esto ponía en riesgo el negocio de Martín Lanatta y, principalmente, su socio, Pérez Corradi.

En 2012, un ex preso declaró en el juicio por el triple crimen que Lanatta le había confesado en la cárcel cómo él, su hermano Martín y los hermanos Schillaci asesinaron Forza, Ferrón y Bina en 2008.

Temas