Lorenzetti: "Los jueces no tienen por qué manifestarse en la calle"

23 de agosto de 2015

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, se mostró en contra de que los jueces se manifiesten en la calle y dijo que "tienen que saber conservar su lugar".

"Los jueces no tienen por qué manifestarse en la calle. Nosotros no hemos ido ni creo que los jueces hayan ido demasiado a manifestaciones", aseguró Lorenzetti en una entrevista con diario La Nación.

En tanto, consultado por la marcha por el camarista Cabral, opinó que era un caso puntual y que la Corte hace lo que tiene que hacer ante avances sobre la independencia del Poder Judicial. "Bueno, es una situación especial de un magistrado. En la Corte, cuando hemos visto avances sobre la independencia del Poder Judicial, hemos hecho lo que nos corresponde: declarar la inconstitucionalidad de una ley. Los jueces tienen que saber conservar su lugar. No es a través de las manifestaciones".

En este sentido, dijo que se reunieron con los presidentes de las Cámaras y que concluyeron que "la subrogancia tiene que ser algo excepcional y que esta ley presentaba muchísimos problemas en su aplicación". Sin embargo, también admitió que hay problemas para cubrir las vacantes: "Es un tema del Consejo de la Magistratura que, evidentemente, necesita reformas. Tiene una estructura muy parlamentaria, deliberativa, para un organismo que debe tomar decisiones rápidas".

Por último, el integrante de la Corte hizo un balance sobre la relación entre el máximo tribunal y el Poder Ejecutivo. "Intentamos mostrar que la Corte tiene que ser absolutamente independiente de los cambios de Gobierno porque la Corte siempre ha sido vista como la Corte de un gobierno. En Estados Unidos, el modelo que tomó nuestra Constitución, la Corte no se identifica como la Corte de Clinton o de Bush, es la Corte del presidente de la Corte. Esto es un símbolo no menor porque es muy importante que la confianza pública esté identificada en una Corte que no cambia. Por eso nosotros hicimos un esfuerzo para dar una señal de que por más que haya un cambio de presidente, la Corte va a seguir igual. Sobre el balance, entendemos que las fricciones son normales".



Temas