-

-

-

-

-

-

-

Desborde de la Cuenca Salado: Nación y Provincia trabajan para evitar que las aguas lleguen al casco urbano

24 de agosto de 2015

La localidad bonaerense de Villanueva continúa aislada, ya que el único camino de acceso al pueblo se encuentra cortado desde el jueves pasado por el desborde de un arroyo afluente del río Salado.

"Hay por lo menos unos mil metros de camino totalmente cubiertos por el agua", precisó a Télam Juan Manuel Alvarez, secretario de Gobierno del municipio y aseguró que "se esta trabajando con camiones y vehículos grandes para trasportar a la gente y todos los productos necesarios, por lo que no hay ningún tipo de desabastecimiento".
El funcionario aseguró que "hay camiones del Ejército, vehículos anfibios de la Armada y botes que aportó la Prefectura Naval Argentina a nuestra disposición, así que a pesar de no tener una ruta habilitada no hay desabastecimiento, ni ningún tipo de inconveniente grave".
"Hay unas 130 personas entre evacuados y autoevacuados que se relocalizaron en casas de familiares y amigos", detalló Alvarez, y aseguró que "todas estas personas viven en un pequeña localidad llamada Balneario del Salado, que se encuentra a la vera del Río".
En el resto de la localidad "no hay casas, ni calles afectadas por las inundaciones", afirmó el funcionario.
Asimismo, detalló que "ayer el nivel del Río Salado alcanzó su pico máximo, según los informes que nos presentó la Dirección provincial de Hidráulica que monitorea la cuenca y se espera que hoy se mantenga en ese nivel y mañana empiece a bajar el agua".
Alvarez explicó que "la crecida del Salado se debe a las intensas lluvias que se registraron hace unos quince días en las localidades de Junín, 25 de Mayo y General Viamonte, entre otras", y aseguró que la localidad de Ranchos, que pertenece también al partido de General Paz "no se vio afectada por la crecida del río".
En el lugar trabaja personal de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, y personal policial y municipal "así como también muchísimos vecinos que se ofrecieron voluntariamente", detalló, y agradeció "el apoyo del Ministerio de Defensa, de la Armada, por los vehículos y el personal, y de todas las carteras nacionales y municipales que se mantienen en permanente contacto".
El trabajo conjunto entre Nación y Provincia
Funcionarios del gobierno bonaerense sobrevolaron este lunes el cauce del río Salado, en la zona de General Belgrano, para monitorear el funcionamiento del terraplén que actúa como contención para que las aguas no lleguen al casco urbano.
Según se indicó, la situación se encuentra "estable, con perspectiva de mejora para las próximas 48 horas". En tal sentido, el intendente de General Belgrano, Jorge Eijo, señaló que "funciona correctamente la defensa y elevación de cota en el terraplén de la ciudad".
Del sobrevuelo participaron los ministros de Asuntos Agrarios, Alejandro Rodríguez, y de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, junto con los titulares del OPDS, Hugo Bilbao, y de Defensa Civil, Luciano Timerman,
Luego, el mismo equipo de trabajo se trasladó a la localidad de Villanueva (partido de General Paz) para continuar con los trabajos junto al secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.
Por su parte, la Dirección Provincial de Hidráulica informó que se encuentran en pleno funcionamiento las bombas que extraen 12 millones de litros/hora y también continúan los trabajos de refuerzo del terraplén.
Participan en las acciones conjuntas con las distintas fuerzas federales, las direcciones de Defensa Civil de los municipios de la región, coordinados por la Dirección Provincial de Defensa Civil, personal de Hidráulica provincial y cuerpos de bomberos municipales.
Tras sobrevolar la zona rural de Castelli, La Tigra, Ruta 41 y Camarones, los funcionarios descendieron en el Paraje El Siasgo, donde asistieron a vecinos que se encontraban aislados.