Polémica por aspersores para el calor en Auschwitz que recuerdan el Holocausto

03 de septiembre de 2015

Se trata del campo de concentración más imponente del mundo y millones de turistas lo visitan año tras año. En esta oportunidad en Auschwitz, Polonia, instalaron uno aspersores colgantes para aliviar el calor de los visitantes. Sea como sea, no fue una buena idea ya que se armó una gran polémica por ese motivo.

Muchos visitantes judíos tacharon a los responsables de Auschwitz, según informa el diario español ABC, de "insensibles" ya que no parecen haberse dado cuenta la similitud que tienen esos aspersores y las duchas que les obligaban a usar a los que estaban cautivos allí antes de meterlos en las cámaras de gas, método por el cual murieron muchos de los 1.1 millones de personas que perdieron la vida allí.

"Como judío que perdió a muchísimos familiares en el Holocausto, sólo pude ver las duchas en las que se les forzaba a entrar antes de entrar en las cámaras gas", dijo Meir Bulka a The Jerusalem Post.

"Todos los israelíes que se encontraban allí lo consideraron de mal gusto. Alguien incluso lo llamó 'imitación del Holocausto'", agregó Bulka.

Desde la administración del museo dieron su versión y explicaron por qué las instalaron: "Mucha gente viene de países en los que no conocen nada como el calor que hace en Polonia en verano, que es insoportable. Además en la zona no hay sombras bajo las que se puedan resguardar los visitantes".

Además, agregaron que los aspersores se instalan solo cuando las temperaturas son muy altas y se sacan "tan pronto sea posible".

Temas