Furor en la Ciudad y el resto del país por el #EclipseLunar

28 de septiembre de 2015

Más de 10 mil personas se congregaron en el Planetario de Buenos Aires para contemplar el fenómeno por el que la Luna se tiñó de rojo. El Planetario de La Plata dispuso telescopios para el público y el Obsertavorio Astronómico de Córdoba también se sumó a la fiebre por la "súper luna".

A las 22.17, la Luna apenas tenía tapada la parte inferior, mientras que a las 23.34, el eclipse era total, y diez minutos después, 23.44, había adquirido el tono rojizo.

El fenómeno fue el primer eclipse súper lunar desde 1982, y no se podrá disfrutar de otro igual hasta el año 2033. Además, tiene la particularidad que ocurrió muy cerca del momento del perigeo, es decir, cuando la Luna se encontró en su punto más cercano a la Tierra.

¿Pudiste ver la Luna roja desd...
Los eclipses de Luna ocurren solo en Luna llena, momento en el que el satélite se encuentra opuesto al Sol, con la Tierra entre medio, según explicó el sitio oficial de la NASA.

Luna Roja 09.jpg
Cientos de personas, muchas de ellas en familia, se acercaron en la noche de este domingo a la avenida Sarmiento y avenida Figueroa Alcorta, en la ciudad de Buenos Aires, para apreciar el fenómeno.

El coordinador del Área de Divulgación Científica del Planetario "Galileo Galilei", Mariano Ribas, explicó que se trató de "un eclipse muy especial" porque no fue una "luna llena común, sino algo que suele llamarse 'súper luna'", dado que el satélite estuvo "en su perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra, a 'sólo' 357 mil kilómetros de distancia", describió. Por ese motivo fue vista "un poco más grande (un 13-14 por ciento) y brillante de lo habitual", describió el especialista.

Luna Roja 07.jpg
Ribas destacó que la luna ingresó en un "enorme cono de sombra de la Tierra", pero "lejos de desaparecer" quedó "bañado por un etéreo color rojizo-anaranjado" que fue observado a simple vista desde la Argentina y toda América, lo mismo que desde el este de Europa y el norte de África.

Pasadas las 21 comenzó el eclipse con el ingreso de la luna en la penumbra de la Tierra, aunque comenzó a verse a las 22,07, cuando se ubicó "a casi 40 grados de altura sobre el horizonte noreste" y se introdujo en lo que los astrónomos llaman la "umbra", que es la "parte central del cono de sombra terrestre".

Luna Roja 14.jpg
Así la Tierra fue cubriendo el disco lunar que fue de a poco oscureciéndose, hasta que a las 23,11 la luna quedó "completamente sumergida en la umbra terrestre" y se produjo la "totalidad del eclipse", dijo.

A las 23,47, el satélite quedó iluminado por un débil tono rojizo, un fenómeno provocado por la refracción de luz solar causada por la atmósfera terrestre. "Y es justamente esa débil luz la que salva a la luna de lo que, de otro modo, sería una oscuridad absoluta", explicó Ribas. La "totalidad" del eclipse, dijo, duró una hora y 12 minutos, pasada la medianoche.

Luna Roja 02.jpg

"El resto del eclipse será como ver la película al revés: minuto a minuto, la blanca e intensa luz solar directa irá ganando nuevamente el disco lunar. La Luna saldrá de la 'umbra' a las 1,27 de la madrugada del lunes", puntualizó.

Ese fue, dijo, "el final del verdadero eclipse", de forma tal que la "parte interesante del fenómeno" duró tres horas.

Luna Roja 12.jpg



Temas