Alerta papás: hay grandes posibilidades de que el celular de tu hijo lo espíe

29 de septiembre de 2015

Agencias de protección de datos de 29 países de todo el mundo, señalaron que numerosas aplicaciones carecen de controles que limiten la recolección de datos de los menores.

En el mercado de las aplicaciones, los niños juegan un papel importante. Inclusive las aplicaciones se han convertido en el mejor aliado de muchos padres a la hora de entretener a sus hijos y disponer de un rato de tranquilidad.

Según Panda Security, compañía especializada en seguridad informática, no es sin embargo todo color de rosas en el mercado de las aplicaciones y páginas infantiles. Y la verdad es que los datos sorprenden: casi la mitad de las aplicaciones infantiles suscitan serios interrogantes sobre el tratamiento de los datos personales del menor, los datos que recogen y cómo los comparten con terceros.

Por esta razón, las agencias de protección de datos de 29 países y organizaciones internacionales de todo el mundo (Estados Unidos y Unión Europea incluidos) realizaron una investigación en el marco de la Global Privacy Enforcement Network (GPEN).

Según este informe, el 41% de las aplicaciones y páginas web analizadas (casi 1.500 en total) presenta algún aspecto preocupante a ojos de los reguladores. Un porcentaje aún mayor, el 67%, recopila datos personales de sus usuarios (nombres y direcciones de correo electrónico, sobre todo), y la mitad comparte dichos datos con terceros (por ejemplo, empresas del sector publicitario).

Además según la investigación, algunas "app" van más allá y ofrecen al menor la posibilidad de introducir su número de teléfono (22%) o compartir fotos o vídeos (23%).

Los datos revelan que el 31% de estas plataformas carece de controles que limiten la recolección de datos de los menores, siendo especialmente alarmante que muchas organizaciones cuyas webs o 'apps' claramente populares entre los niños simplemente afirman en sus políticas de privacidad que no están dirigidas a menores, lo que claro según opinaron los especialistas, es falso.

De acuerdo con GPEN, solo el 24% de las páginas y aplicaciones analizadas promueve que los padres se involucren de algún modo en el uso que realizan sus hijos. Y lo que es más grave: el 71% pone las cosas muy difíciles al progenitor si decide eliminar la cuenta o parte de los datos personales que el menor haya introducido previamente.

Recientemente Apple y Google tuvieron que abonar cantidades multimillonarias por haber permitido durante años que los niños realizasen compras en sus tiendas virtuales, sin permiso de sus padres.

Temas