-

-

-

Una enfermera demandó al gobernador que la puso en cuarentena por ébola

25 de octubre de 2015

La mujer explicó que la pasó muy mal por la decisión del político, que la privó de su libertad durante la crisis sanitaria mundial que se originó en África durante 2014.

Pocos días después de que se conoció la desafortunada situación de una enfermera británica que volvió a padecer ébola, una trabajadora de la salud de los Estados Unidos reveló que demandará al gobernador de Nueva Jersey porque la puso en cuarentena sin necesidad.

Kaci Hickox denunció que el gobernador Chris Christie la mantuvo encerrada "en su prisión particular" durante el brote de ébola que mantuvo en vilo a la población de todo el mundo en octubre del año pasado, informó el sitio The Huffington Post.

Hickox había estado en Sierra Leona como parte de Médicos Sin Fronteras, pero apenas puso un pie en el aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, fue aislada en un hospital a pesar de que nunca presentó síntomas del virus.

Eventualmente, la mujer fue trasladada a su casa en Maine y ella misma decidió no continuar con los 21 días de cuarentena por considerar que no era un caso de riesgo. Un año más tarde, la mujer decidió arrementer contra las autoridades por el trato injusto que recibió.

"Mi libertad, mis intereses y mis derechos civiles fueron ignorados para que un gobernador ambicioso pudiera sacar provecho de una táctica política clásica: el miedo", explicó la mujer sobre el temor al contagio del virus.

"Simplemente nunca tuve ébola. Nunca padecí los síntomas. Me dio negativo el análisis en la primera noche que pasé en la prisión particular del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie", disparó la enfermera, quien denunció al funcionario y al Departamento de Salud.