Jacobo Winograd dijo en TV que vende sexo libre y lo denuncian

16 de septiembre de 2010

El mediático lanzó en TV: "Vendo putas, vendo sexo libre". La diputada de la Coalición Cívica Fernanda Gil Lozano anunció que le iniciará una denuncia porque "es un proxeneta".

Cada vez que aparece en un programa de televisión, Jacobo Winograd prende fuego la pantalla, generalmente a expensas de otro mediático. Pero ayer por la tarde, su afilada lengua le jugó en contra y, en un ataque verborrágico confesó: "Vendo sexo libre".


 


Winograd, quien fuera "pareja" de la vedette Silvia Süller, que lo apodó "Chizito" por sus limitados atributos masculinos, se deschavó solo en el programa "Mañaneras", donde declaró muy suelto de cuerpo: "Vendo putas, vendo sexo libre", a modo de explicación de por qué se había pasado la noche anterior despierto.


 


"Vendo putas, pero el 20 por ciento de lo que gano va a hospitales y comedores", contó Winograd, a lo que una de sus entrevistadoras le reclamó: "Pero eso es delito". Sin embargo, Jacobo ya tenía lista la respuesta: "Delito son los políticos que no hacen nada, delito es el hambre, es el paco, la inseguridad".


 


"Yo me hice millonario con eso", blanqueó Winograd. El mediático cumplió el sueño de cualquier auditor de finanzas y confesó ante las cámaras: "En el Sheraton me conocen por eso. Yo no las exploto, las hago millonarias. Yo doy alegría al corazón y al pene", dijo sobre su "plantel" de chicas.


 


Pero sus explicaciones lo metieron en problemas y ahora tendrá que dar cuenta ante la Justicia, ya que fue denunciado por la diputada de la Coalición Cívica Fernanda Gil Lozano. "Hay que iniciarle una causa penal porque es un proxeneta", señaló la legisladora.


 


"No puede decir en un programa de televisión que vende putas. No lo puede decir ni lo puede hacer porque en Argentina está prohibido", expresó Gil Lozano en una comunicación con el programa de radio "La mecha encendida".


 


Por su parte, Fernando "Pino" Solanas, diputado por Proyecto Sur, declaró que la respuesta de Winograd "es una vergüenza" y calificó de "excelente" la denuncia de Gil Lozano. El descargo del mediático resultó una "apología del delito" para el cineasta.


 


"Me sorprende la prepotencia, una catarata de aseveraciones gravísimas", expresó Solanas, según el diario Crónica. Mientras tanto, Gil Lozano sigue adelante con su denuncia: "Va a tener que ratificar o rectificar lo que dijo y, de acuerdo a eso, se le aplicará la ley, como corresponde, que es la de profilaxis", señaló la diputada de laCC.


 


Sin imaginar el huracán legal que desataría, Jacobo siguió atribuyéndose grandes hitos de la noche: "Yo inventé los books...", contaba Winograd a Karina Mazzocco, una de las conductoras de "Mañaneras".


 


Cualquiera podría haber creído que Winograd se gana la vida presentándose en los programas de chimentos con gruesas carpetas llenas de documentos comprometedores y denuncias en vivo y en directo. Pero no.


 


Al parecer, paga las cuentas gracias al arduo trabajo de sus ¿empleadas?, tal como explicó el propio Jacobo.